Compartir
Compartir en:

6 señales de que soy malo en la cama

6 señales de que soy malo en la cama

¿Cómo saber si soy malo en la cama? El sexo en pareja es una actividad que requiere de práctica y compenetración. Si bien es cierto que alguien puede considerar a otra persona como mala en la cama, esto variará de los gustos y preferencias de cada uno. Sin embargo, si te has preguntado "por qué soy malo en la cama", es posible que hayas detectado que el encuentro no fluye como debería.

En el caso de los hombres, hay ciertos problemas que pueden afectar su confianza, como por ejemplo la eyculación precoz o la disfunción erectil, o también pueden sentirse confusos ante la forma en la que deben estimular a la mujer. Sea cual sea tu opinión sobre ti mismo cuando estás entre las sábanas, en unCOMO te damos las 6 señales de que eres malo en la cama.

También te puede interesar: 6 señales de que soy mala en la cama

Solo buscas complacerte a ti mismo

Si te has preguntado si eres malo en la cama, lo primero que te debe venir a la cabeza es si eres avaricioso a la hora de compartir el placer. Es posible que al ver una mujer desnuda te excites rápidamente y quedes cegado por el instinto primario que te dice que debes obtener placer. Sin embargo, recuerda que el sexo es cosa de dos, y que la mujer, por lo general, necesita de una mayor estimulación para alcanzar el orgasmo. No te centres en llegar al orgasmo mediante el clásico "mete-saca", sino que trata de satisfacer también a tu pareja mediante besos, caricias, practicando sexo oral u otras formas de proporcionar placer.

No conoces la anatomía femenina

Hay ocasiones en las que durante el sexo debemos practicar lo que se conoce como prueba y error. Es decir, atreverte a probar y experimentar ciertas cosas que nunca antes has realizado y que por lo tanto no sabes con certeza qué efectos generará en ti o en tu pareja. Sin embargo, sí podemos saber cuáles son las zonas erógenas de las mujeres para estimular estas partes repletas de terminaciones nerviosas. Dedicar tiempo a acariciar estas partes hará que la mujer se excite y su cuerpo se prepare para la penetración y, posteriormente, para el preciado orgasmo.

Si no tienes ni idea de anatomía femenina te resultará más difícil ser bueno en la cama, porque actuarás completamente a ciegas. Ahora bien, no olvides que también está bien experimentar y que hay cosas que no aprenderás en los libres. La experiencia es clave.

Vas directamente al grano

Ante la pregunta "Cómo saber si soy malo en la cama" uno de los aspectos que deben tener en cuenta los hombres es si son detallistas. No nos referimos al hecho de comprar regalos, sino más bien a ser delicado a la hora de empezar el ritual que deriva en el acto sexual. Algunos hombres son poco sutiles y buscan tener sexo de forma demasiado directa o brusca. Es cierto que si eres hombre y tienes pareja quizás no necesites trabajar el terreno para ganarte una buena sesión de sexo, pero te aseguramos que cuenta, y mucho.

Para ello se delicado y detallista con tus actos. Por lo general, las mujeres se sienten más atraídas por hombres que no parecen desesperados por meterse entre sus piernas. Aprende a decirle a una mujer que quieres tener sexo sin ser demasiado brusco.

Eres poco entusiasta

Otra de las señales que indican que eres malo en la cama es no dejarte llevar por el éxtasis del encuentro. Debes dejar que lo que siente tu cuerpo y lo que muestras a través de él coincida. Si estás disfrutando, ¿por qué no hacérselo saber a tu pareja? Seguramente harás que se excite más al ver que está haciendo un buen trabajo. De hecho, una buena forma de excitar a una mujer es ver que tú estás excitado, sin olvidar proporcionarle placer mediante las distintas formas de estimulación.

El problema es que si eres poco entusiasta en la cama tu pareja se aburrirá o pensará que no estás disfrutando del sexo. Ahora bien, trata de encontrar el equilibrio, tampoco es necesario que exageres, sino más bien que quede natural.

No sabes controlar cada situación

Si no tienes pareja y tus relaciones sexuales son con distintas personas, recuerda utilizar alguno de los métodos anticonceptivos. Pero además, es posible que te encuentres que cada una de tus parejas es distinta en la cama: les gusta realizar determinadas prácticas, son más o menos entusiastas, se sienten reacias a practicar ciertas posturas, etc. La diferencia entre un hombre bueno o un hombre malo en la cama es saber adaptarse a cada una de las situaciones detectando estas señales en cada una de sus parejas. Es quizás uno de los requisitos para ser bueno en la cama más difíciles, pero seguro que marca la diferencia. Para ello debes ser observador y precavido, probar sutilmente y corregir si la reacción no es la que esperabas. Siempre con respeto.

Te gustan las bombas de humo

Este punto es clave para saber si un hombre es malo en la cama. Supone la diferencia entre el 9 y el 10, entre un ser un hombre o ser todo un caballero. Y es desaparecer justo después de terminar el acto sexual no es una buena forma de poner la guindilla al pastel. Da igual si es tu pareja de toda la vida o un rollo de una noche. Después de concluir el encuentro sexual siempre es positivo estrechar lazos, ya sea hablando de lo que has hecho este día, de lo que te espera al día siguiente, o incluso de lo mucho que has disfrutado haciendo el amor.

Consejos para mejorar en el sexo

Ahora que ya conoces las 6 señales que indican que eres malo en la cama, solo te queda tenerlas en cuenta para futuras ocasiones, sin obsesionarte. También podemos informarnos sobre algunos consejos como los que te damos a continuación:

Si deseas leer más artículos parecidos a 6 señales de que soy malo en la cama, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre 6 señales de que soy malo en la cama

¿Qué te ha parecido el artículo?

6 señales de que soy malo en la cama
1 de 5
6 señales de que soy malo en la cama