Compartir
Compartir en:

Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada

Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada provoca que en el momento de la eyaculación el esperma no sea expulsado hacia el exterior a través de la punta del pene, sino que de manera anómala vuelva a la vejiga. Esto ocurre cuando el esfínter situado en la abertura de la vejiga no funciona correctamente y provoca que todo o gran parte del esperma retroceda cuando se experimenta un orgasmo y se llega al clímax. Suele presentarse en aquellos hombres que sufren diversas enfermedades o los que se encuentran bajo un tratamiento médico específico, pero por lo general es una condición poco frecuente. Puede provocar infertilidad en el afectado, por lo que en algunos casos es posible que se tenga que recurrir a procedimientos de reproducción asistida si se quiere lograr la gestación. En el siguiente artículo de unCOMO te informamos con detalle acerca de las causas y el tratamiento de la eyaculación retrógrada.

También te puede interesar: Cómo tratar la eyaculación precoz

Causas de la eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada no es una condición muy frecuente y sucede cuando el músculo encargado de cerrar la vejiga no funciona correctamente. Esto provoca que todo el semen o gran parte de él regrese a la vejiga en el momento de eyacular y, por consiguiente, la ausencia total de eyaculación o que la cantidad de esperma que sale por la punta del pene sea mínima.

Las causas de la eyaculación retrógrada pueden ser varias y entre ellas se encuentran las que enumeramos a continuación.

Daños provocados por cirugías en los músculos de la vejiga

Hay algunas intervenciones quirúrgicas que pueden ocasionar daños en los músculos de la vejiga o en los nervios de estos y dar lugar a la eyaculación retrógrada. Entre ellas podemos mencionar:

  • Cirugía en algunas partes de la vejiga.
  • Cirugía en la próstata. Los hombres a los que se les ha realizado una prostactectomía transuretral, es decir, que se ha eliminado tejido de la próstata a través de la vejiga, o una prostatectomía para extirpar toda la próstata, tienen más probabilidades de sufrir de eyaculación retrógrada.
  • Cirugía pélvica en el caso de cáncer de próstata, cáncer de colon, cáncer de recto o cáncer de testículos.
  • Intervención quirúrgica para detectar el grado de extensión del cáncer de pelvis o de abdomen bajo.
  • Algunas intervenciones quirúrgicas en los discos y las vértebras en la zona inferior de la columna.

Daños en los nervios a causa de enfermedades

Algunas pataologías pueden ocasionar daños en los nervios y provocar que el semen viaje hacia la vejiga en lugar de salir al exterior. Este el caso por ejemplo de la esclerosis múltiple o de una diabetes mal tratada y poco controlada.

Toma de algunos medicamentos

El consumo de algunos medicamentos puede conllevar una serie de efectos secundarios y afectar a la correcta función de los nervios implicados en el control de los músculos que posibilitan la eyaculación. Este puede ser el caso de los fármacos psiquiátricos, los que se recetan para la próstata grande o los que tratan la presión arterial elevada.

Síntomas de la eyaculación retrógrada

Por lo general, la cantidad de esperma eyaculada varía considerablemente de un hombre a otro, pero aproximadamente un adulto sano suele expulsar la mitad de una cuchara pequeña de semen. Sin embargo, cuando se padece de eyaculación retrógrada puede producirse un orgasmo sin eyaculación, es decir, la ausencia total de esperma o bien una reducción drástica de semen en comparación con lo habitual.

Los síntomas de la eyaculación retrógrada están muy claros y son estos dos:

  • Ninguna o poca expulsión de esperma en el momento de la eyaculación.
  • Orina turbia después de tener un orgasmo, lo que estaría indicando la presencia de semen en la misma.

Ante el manifiesto de estos síntomas, es fundamental acudir al urólogo para someterse a las pruebas oportunas. Normalmente, el especialista puede realizar un análisis de orina tomando la muestra poco después de eyacular para comprobar si hay una elevada cantidad de espermatozoides en la orina. Además de esto, se estudiará el historial clínico del paciente para informarse acerca de todos los problemas sexuales, enfermedades, cirugías y tratamientos anteriores.

Tratamiento de la eyaculación retrógrada

El tratamiento de la eyaculación retrógada puede variar de un paciente a otro en función de cuál sea el origen del problema, pero en muchos casos no es necesario seguir un tratamiento específico, pues es importante dejar claro que se trata de un proceso que no supone un peligro para la salud.

En el caso de que la eyaculación hacia dentro sea consecuencia de la toma de algún medicamento determinado, el médico podrá recomendar suspender el consumo de dicho fármaco y sustituirlo por uno nuevo que no ocasione este problema.

Por otro lado, cuando esta condición está asociada a un problema de carácter leve en los músculos que controlan vejiga o en los nervios de estos, es posible que el especialista recete la toma de algunos medicamentos, como por ejemplo la imipramina o la pseudofedrina, los cuales ayudan a mejorar el tono muscular de la abertura de la vejiga.

Por último, si el semen viaja hacia la vejiga debido a que se ha producido daños graves en los músculos o nervios que afectan a la eyaculación, es probable que dicha condición no se pueda revertir y que el paciente, en caso de que quiera ser padre, tenga que someterse a un proceso de fertilización artificial.

Para prevenir esta afección, también es importante que aquellos hombres que padezcan diabetes, hagan un buen control de sus niveles de azúcar en sangre. En el siguiente artículo mostramos Cómo cuidar la diabetes.

Eyaculación retrógrada e infertilidad masculina

¿La eyaculación retrógrada imposibilita el embarazo? Esta es una de las preguntas frecuentes entre los hombres que sufren de esta condición y quieren ser padres. Pues bien, a pesar de que esta afección no dificulta la capacidad de tener una erección completa o de alcanzar el clímax, sí que puede ocasionar infertilidad al no llegar el semen al útero femenino.

Por ello, cuando es imposible reestablecer la eyaculación normal y el paciente quiera concebir un bebé junto a su pareja, deberá ponerse en manos de especialistas en reproducción asistida y someterse a alguno de los siguientes procedimientos:

  • Inseminación intrauterina: mediante un reducido catéter, se colocan los espermatozoides dentro del útero de la mujer en el momento en el que tiene lugar el proceso de ovulación.
  • Fertilización in vitro (FIV).
  • Inyección espermática intractoplasmática: consiste en inyectar un solo espermatozoide en el óvulo para dar lugar a la fertilización.

Si tienes dudas acerca de tus niveles de fertilidad, puedes consultar el artículo Cómo se detecta la infertilidad masculina.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada
1 de 5
Causas y tratamiento de la eyaculación retrógrada