menu
Compartir

Cómo besar el cuello

Por Laura Ruiz. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo besar el cuello

Besar el cuello de tu pareja puede ser una experiencia muy pero que muy excitante y placentera. Recorrer el cuerpo del otro deleitándolo con besos y caricias de diferente intensidad es uno de los juegos preliminares más eróticos y excitantes a los que se puede recurrir para disfrutar de todo lo que vendrá después. Y en el juego de los besos, una de las zonas erógenas que no debemos olvidar es el cuello; los besos dulces, apasionados o húmedos en esta zona del cuerpo hará que la pasión y el acercamiento entre los dos vaya en aumento y sin freno. No obstante, para conseguir el efecto deseado, siempre es necesaria una buena técnica y en este artículo de unCOMO te ayudamos a perfeccionarla con unos consejos muy sencillos sobre cómo besar el cuello.

También te puede interesar: Cómo besar la oreja
Pasos a seguir:
1

Las prisas nunca son buenas y a la hora de desear excitar a tu pareja mediante besos, mucho menos. ¡Así que todo a su debido tiempo! Antes de lanzarte a besar su cuello, acércate de forma sutil, apártale el pelo lentamente (si es una chica) y acaricia suavemente con la punta de tus dedos el área que vas a besar. De esta forma, empezará a estremecerse y a sentir un escalofrío por su cuerpo que poco a poco le irá excitando cada vez más.

2

Céntrate primero en una de las partes más delicadas y sensibles del cuello: los laterales y la zona que conecta con los hombros. Te aconsejamos empezar dándole besos en la parte lateral del cuello, son ideales para entrar en el clima y avivar el deseo de querer avanzar más. Lo más sexy y sensual es iniciar los besos justo en el hombro e ir subiendo muy lentamente recorriendo su cuello hasta llegar a la oreja.

Abre tu boca ligeramente, recorre el lateral del cuello (izquierdo o derecho) sorprendiéndole solo con el roce de tus labios, luego da paso a los besos tiernos, a las lamidas eróticas y poco a poco ve aumentando la intensidad.

Cómo besar el cuello - Paso 2
3

El cuello es una zona extremadamente sensible a los cambios de temperatura, por lo que no dudes en aprovechar este dato. Acompaña los besos en el cuello con ligeros soplidos, dejando que sienta el calentor y la calidez de tu aliento y, seguidamente, recorre esa área con la punta de la lengua o con un beso bien húmedo. Ese contraste de calor-frío le llevará a disfrutar un placer inigualable e incluso a empezar a experimentar sensaciones deliciosas en otras partes del cuerpo.

4

A la hora de besar el cuello de tu pareja, no olvides ninguna zona y préstale atención a todas las partes del cuello, incluida la frontal. Empieza a darle besos suaves y tiernos besos suaves justo por debajo del mentón y ve bajando lentamente hasta llegar a la base del cuello, deteniéndote antes de llegar a la zona del pecho.

Después de lo anterior, vuelve a subir, rozando su piel con tus labios humedecidos. Esto le hará experimentar sensaciones increíbles.

Cómo besar el cuello - Paso 4
5

Cuando la pasión se haya desbordado y notes que tu pareja está muy excitada, será el momento perfecto para sorprenderle con cambios de ritmo bruscos, alternando besos tiernos con aquellos más salvajes y apasionados. Pero no te quedes aquí, no dudes en lamer su cuello e incluso rozarle con los dientes o darle algunas mordidas suaves.

Hay algunas señales que podrán indicarte que ha llegado este momento y que tu chica está muy pero que muy excitada, pues cuando esto sucede, el cuerpo femenino experimenta una serie de cambios. Notarás como su temperatura corporal se ha elevado y su piel está mucho más caliente al tacto, que empezará a producir más flujo vaginal, cómo sus pezones se endurecen y cómo se vuelve mucho más sensible a cualquier caricia o contacto. Puedes obtener más detalles consultando el artículo Cómo saber si una mujer está excitada.

6

Después de los besos en el cuello, nada mejor que pasar a la zona del escote y a la estimulación de los senos. Si quieres saber también cómo excitar a una chica mediante besos en esa zona, toma nota de los siguientes consejos:

  1. Exhala tu aliento sobre el seno sin llegar a tocarlo con los labios.
  2. Dale besos suaves y tiernos por todo el pecho, alternándolos con suaves lamidas y acercando tus labios cada vez más al pezón, pero sin llegar a tocarlo todavía.
  3. Pasa la lengua por la aureola trazando círculos a su alrededor y bésala lentamente.
  4. Toma la punta del pezón con los labios, bésala y lámela con suavidad.
  5. Ve aumentando la intensidad de las lamidas a medida que su excitación avance y succiona y muerde con delicadeza el pezón.

Puedes ver muchos más detalles en el artículo Cómo besar los senos.

Cómo besar el cuello - Paso 6
7

Si además de besar su cuello, le sorprendes con unas increíbles caricias por otras de sus zonas erógenas, conseguirás que goce al máximo del encuentro íntimo y que incluso pueda llegar a alcanzar un orgasmo increíble. En los siguientes artículos te desvelamos cuáles son las zonas erógenas femeninas y cuáles son las zonas erógenas masculinas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo besar el cuello, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo besar el cuello
1 de 4
Cómo besar el cuello

Volver arriba