Cómo dar un beso negro

Cómo dar un beso negro

Las prácticas anales han sido vistas desde hace años como algo tabú de lo que normalmente no se habla de forma abierta. Sin embargo cada vez más personas se animan a explorar junto a su pareja para potenciar el placer, y es que sin duda el ano es una zona muy sensible que produce enorme excitación. Puede que aún no te hayas animado a disfrutar de la penetración anal, pero el sexo oral en la zona, conocido como beso negro o anilingus, es una deliciosa forma de experimentar la excitación al máximo. ¿No sabes por dónde comenzar?, en unCOMO te explicamos cómo dar un beso negro.

Pasos a seguir:
1

Para comenzar ¡libérate de tabúes! el ano es una de las zonas erógenas más importantes del cuerpo femenino y masculino, por lo que la estimulación en esta área resulta completamente placentera. El beso negro es una de las mejores formas de relajar el ano y fomentar la excitación, convirtiéndose en un gran paso previo al sexo; ya sea anal y vaginal.

2

El beso negro consiste en realizar sexo oral en la zona anal usando la boca y la lengua para estimular por completo el área.

Puedes comenzar acariciando las nalgas y jugueteando en los alrededores. La masturbación es una excelente forma de dar inicio a este juego, puedes ser tú quien la dirija, comenzando en la vagina o el pene de tu pareja, para luego ir con tu mano poco a poco hacia el ano. Una vez allí inicia la estimulación del ano frotando suavemente con tu dedo corazón en movimientos circulares.

La postura más cómoda para dar el beso negro es, con la persona estirada sobre su espalda y las piernas levantadas y el qeu vaya a practicar el anilingus, tumbado sobre su pecho jugando con el cuerpo del otro.

3

Cuando estés listo (o lista) para comenzar el beso negro, puedes ir directamente a la zona o hacerle sexo oral a tu pareja como habitualmente lo haces, para pasar suavemente con tu lengua a la zona del perineo y de allí al ano.

Usa tu lengua para masajear el área y tu boca para chupar y disfrutar de esta práctica, que resulta altamente excitante tanto para ellas como para ellos, por lo que es una placentera experiencia para todos. Podemos asegurarte que el beso negro excitará a tu pareja como nunca antes.

Siempre puedes alternar el beso negro con la masturbación, convirtiendo toda la experiencia en una explosión de sensaciones muy estimulantes.

Cabe recordar que el punto G masculino se encuentra cerca del ano, de forma que la estimulación oral de esta zona puede ser el paso previo para disfrutar de un orgasmo increíble, que incremente tanto su duración como su intensidad.

4

Por tratarse de una práctica anal en la que nuestra boca está involucrada, la higiene es fundamental. Antes de practicar o recibir el sexo anal asegúrate de haber lavado muy bien la zona con un jabón antibacterial.

Al momento del lavado es oportuno introducir un poco nuestro dedo con jabón para limpiar la entrada del recto. Si pretenden tener también sexo anal, entonces te recomendamos consultar las recomendaciones de higiene para hacerlo de forma saludable.

5

Cuando se trata de hacer un beso negro, la depilación se agradece mucho, pues facilita en gran medida el disfrute de ambos. Es importante intentar en lo posible mantener la zona libre de molestos vellos, o al menos cortarlos de vez en cuando para hacer más placentera la experiencia. Si ni tu ni tu pareja encontráis ningún problema en el vello no pasa nada, pero es recomendable comentarlo con anterioridad para aseguraros que la experiencia es placentera para ambos.

6

El beso negro, como cualquier otra práctica de sexo oral, nos hace propensos al contagio de enfermedades de transmisión sexual. Por eso es importante proteger nuestra salud usando barreras bucales, que no son más que cuadrados de látex que se colocan en la zona anal o vaginal para realizar la estimulación sin que la lengua entre en contacto con los fluidos de la otra persona.

Las barreras bucales se venden en muchas farmacias y páginas de Internet, pero si no las encuentras con facilidad basta con cortar un condón por el medio, cortar un cuadro del mismo, y colocarlo en el ano. Así ambos estarán protegidos y listos para disfrutar del beso negro.

Además de que es unas práctica bastante íntima, esta es una de las razones por las que aconsejamos hacer sexo el beso negro únicamente con parejas de confianza, de las que sepas que te puedes fiar y que no te contagiarán ninguna enfermedad de transmisión sexual.

7

Ahora que ya conoces cómo dar un beso negro, te invitamos a experimentar y sorprender con estos consejos con tu pareja o con alguien a quién estés conociendo. Aunque si lo que quieres es encontrar pareja, te recomendamos que te registres en Fuego de Vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dar un beso negro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.