Compartir

Cómo estimular los pezones

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo estimular los pezones

Una de las principales zonas erógenas del cuerpo femenino son los senos, por lo que si son estimulados correctamente pueden producir sensaciones súper placenteras e incluso ayudar a alcanzar un increíble orgasmo. Concretamente, en los pezones se encuentran un sinfín de terminaciones nerviosas y muchas de ellas están directamente conectadas con las terminaciones del clítoris, lo que significa que una caricia o una lamida en ellos hará que el mayor punto de placer del cuerpo de una mujer se estremezca. En este artículo de unComo te damos algunas técnicas para que sepas producir este efecto en tu pareja y te mostramos con detalle cómo estimular los pezones.

También te puede interesar: Cómo usar el succionador de pezones
Pasos a seguir:
1

¡No te apresures! Ir directo al grano y lanzarte a acariciar los senos de tu pareja desde el minuto uno puede llegar a incomodarla, ¡y mucho! Como en cualquier práctica sexual, lo ideal es ir paso a paso y complacerse mutuamente para que la excitación vaya en aumento progresivamente.

Dedicad unos minutos a los juegos preliminares y empezad primero con una increíble sesión de besos tiernos y pasionales, abrazos, caricias, lamidas eróticas, etc., para que así la temperatura entre ambos vaya subiendo y los dos os sintáis ansiosos por avanzar mucho más.

Si quieres saber qué besos son los que pueden generarle más sensaciones placenteras a ella, no te pierdas el artículo Cuáles son los besos que más excitan a las mujeres.

Cómo estimular los pezones - Paso 1
2

Si los senos en conjunto son extremadamente sensibles, los pezones lo son aún más, por lo que para que la estimulación sea placentera se debe ser cuidadoso en todos los movimientos, ya sea con la manos, los dedos o la boca.

Nuestro consejo es que empieces acariciando los senos delicadamente y traces círculos en su contorno acercándote poco a poco a los pezones, pero sin llegar a tocarlos todavía. Más tarde, pasa los dedos por la areola realizando pequeños roces en los pezones y, finalmente, presiona con suavidad la punta de los pezones con los dedos.

Cómo estimular los pezones - Paso 2
3

Después de la estimulación con las manos, lo mejor es que la deleites con una espectacular estimulación oral, la lengua está repleta de energía y si la utilizas bien harás que su zona íntima no pare de estremecerse una y otra vez.

Primero, recorre los senos con deliciosos besos tiernos y suaves y ve dándole alguna que otra ligera lamida. Seguidamente, céntrate en los pezones, traza círculos amplios y luego más pequeños a su alrededor; luego, pasa a lamer su punta, presiónala ligeramente con tus labios y bésala. En esta fase y si ella está muy excitada, unas ligeras succiones o caricias con los dientes pueden ser sublimes. Nunca utilices los dientes para morder los senos con brusquedad, ya que esto podría causarle mucho dolor y acabar con toda su excitación en un segundo.

¿Un truquito para que arda de placer? Cuando estés besando y lamiendo sus senos, da ligeros soplidos sobre aquellas zonas que han quedado humedecidas. El cambio de temperatura que se produce le provocará sensaciones inigualables.

Cómo estimular los pezones - Paso 3
4

Si queréis innovar en la cama y descubrir nuevas sensaciones en vuestros momentos más íntimos, también podéis darle un giro completamente diferente a las clásicas caricias y probar algunos de los juegos eróticos que proponemos a continuación para estimular los pezones:

  • Hielo: introduce un cubito de hielo en tu boca durante unos segundos. Luego, recorre el contorno de sus pezones con los labios y sorpréndela con unos delicioso besos fríos. Otra opción es la de envolver un cubito de hielo en un pañuelo y recorrer su cuerpo con él poco a poco, incluyendo la zona de los senos y los pezones, verás cómo estos últimos se endurecen de inmediato.
  • Aceites: lubrica tus dedos y manos con algún aceite de masaje aromático y masajea los senos y los pezones con suavidad para estimular todos sus sentidos a la vez.
  • Chocolate: hazte con una pintura corporal de chocolate comestible y úntala con un pincel sobre sus senos, dibujando círculos alrededor de sus pezones. ¿Luego? Ve lamiendo todo el chocolate de su cuerpo poco a poco.
  • Plumas: la suavidad de las plumas seguro que le pone todo los pelos de punta. Pasa una pluma muy lentamente por su cuello, hombro, senos, pezones y verás cómo no puede evitar estremecerse.

En el caso de que además queráis probar con nuevos juguetes sexuales, también puedes hacerte con uno de los que están especialmente diseñados para estimular esta zona erógena del cuerpo femenino, como el succionador de pezones o las pinzas para pezones.

Cómo estimular los pezones - Paso 4
5

Y si quieres que tu chica llegue a un punto máximo de placer, entonces alterna la estimulación de los senos y los pezones con las caricias por todo su cuerpo, recorriendo zonas como el abdomen, el trasero y la parte interna de los muslos hasta, finalmente, llegar a sus genitales. Detente aquí y acaricia su clítoris con suavidad a la vez que tocas o lames sus pezones, la llevarás a a experimentar un intenso y placentero orgasmo.

Recuerda ser siempre muy cuidadoso y evitar pellizcar, succionar o morder los pezones si a ella le genera incomodidad o molestias.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo estimular los pezones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo estimular los pezones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo estimular los pezones
1 de 5
Cómo estimular los pezones

Volver arriba