Compartir

Cómo hacer lubricante casero

Cómo hacer lubricante casero

Sabemos lo importante que son las relaciones íntimas en una pareja y que a veces la sequedad vaginal puede producir molestias en las mujeres a la hora de practicar sexo. Si quieres mejorar tus relaciones e incrementar tu propia humedad, no dejes de leer el siguiente artículo de unComo.com. En esta ocasión, te explicamos cómo hacer lubricante casero, un producto natural que te ayudará a disfrutar más de tus encuentros íntimos y evitará que sientas molestias durante los mismos. Deja de comprar productos costosos y fabrica tu propio lubricante a base de agua, que se deslizará con facilidad y no dejará ningún tipo de residuo pegajoso. ¿A qué esperas para probarlo?

También te puede interesar: Cómo usar lubricante con preservativo
Pasos a seguir:
1

Existen distintos tipos de lubricantes íntimos. Hoy te hablamos de uno de los más demandados, usados y excitantes: el lubricante con efecto calor. Para preparar este lubricante líquido casero, necesitarás aceite de coco orgánico y aceite esencial de menta.

2

Antes de empezar la preparación, busca una botella de plástico o cristal (de medio litro será suficiente) y límpiala adecuadamente y, si es necesario, esterilízala. Aquí será donde realizarás el lubricante. En el caso del lubricante líquido, la preparación es muy sencilla. Tan solo deberás mezclar unos 200 ml de aceite de coco orgánico con unas 4 gotas de aceite esencial de menta, aproximadamente. Por eso, puedes hacerlo directamente el tarro en el que conservarás tu lubricante, el cual también podrás utilizar para hacer masajes eróticos.

Cómo hacer lubricante casero - Paso 2
3

Si lo prefieres, también tienes la opción de preparar un lubricante cremoso. Para esta receta necesitarás: manteca de cacao, aceite de coco orgánico y aceite esencial de menta. Estos ingredientes son perfectos para preparar un lubricante, dado que cuentan con componentes antibacterianos y, además, hidratan, nutren, humectan y suavizan la piel, a la vez que ayudan a retener el calor, gracias al poder de la menta. Además, desprenden ricos y afrodisíacos aromas, que os ayudaran a estimularos con mayor rapidez.

4

En esta ocasión, te recomendamos hacer la mezcla antes de colocarla en el tarro de conserva. En primer lugar, derrite unos 100 g de manteca de cacao en un recipiente, lo ideal es hacerlo al baño María. Una vez se haya derretido, añádele 100 ml de aceite de coco y unas 4 gotas de aceite esencial de menta. Si deseas que el efecto calor sea más intenso, deberás añadirle más menta. En caso de que quieras un lubricante sin dicho efecto, puedes sustituir el aceite esencial de menta por otros aceites esenciales tales como el jazmín, la rosa o la lavanda. ¿Con cuál te quedas?

Cómo hacer lubricante casero - Paso 4
5

¡Listo! Ya tienes tu lubricante casero listo para usar en tus relaciones íntimas. Recuerda que con esta receta conseguirás una crema o líquido que te permitirá una lubricación suave. Guarda la botella en un lugar fresco y seco para que no pierda sus propiedades, descubre todo el poder de un lubricante casero y dedícate a disfrutar más de tus relaciones íntimas. ¡Ambos lo agradeceréis!

6

Existen numerosos lubricantes naturales con los que podrás conseguir el mismo efecto. Busca en alguna tienda especializada o sex shop algún lubricante que contenga vitamina E, aceite de oliva, aloe vera, vaselina, manteca de karité, manteca de cacao o té verde. Todos estos productos podrás usarlos en conjunto o por separado para conseguir un buen lubricante casero.

Entre los lubricantes naturales más efectivos - aunque no tan conocidos y utilizados - destacan el de aceite de jojoba o el lubricante a base de semilla de uva. Aunque no podemos olvidarnos del lubricante estrella: el de aceite de coco, gracias a su buen aroma, su suavidad y su fácil aplicación será un acierto seguro.

Cómo hacer lubricante casero - Paso 6
7

Por otro lado, puedes crear tu propio lubricante casero a base de yogur natural, procura que sean sin azúcar para asegurarte de su efectividad. El uso de este lácteo es bueno ya que además de lubricar, te ayudará a proteger la flora vaginal, así como del cambio de pH que se produce con el contacto de la vagina y el semen.

Para conseguir un buen lubricante tienes múltiples y económicas opciones. Deberás tener en cuenta los aromas, la suavidad y la fácil aplicación para elegir el que más os guste. ¿Con cuál te quedas?

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer lubricante casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo hacer lubricante casero

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
oscar ramirez
como puedo fabricar un lubricante casero con productos que pueda conseguir facilmente
Rosa
Hola, Donde se consigue el Aceite de coco? Como se hace el de yogur? Gracias!

Cómo hacer lubricante casero
1 de 4
Cómo hacer lubricante casero

Volver arriba