Compartir

Cómo identificar a un mal amante

 
Por Isabel J-Asenjo. Actualizado: 17 enero 2017
Cómo identificar a un mal amante

Si las relaciones con tu pareja no te satisfacen de manera repetida es probable que estés acostándote con un mal amante; es la respuesta más sencilla pero más difícil de reconocer. Muchas veces tendemos a pensar que si el sexo no funciona es culpa nuestra: "no le gustaré lo suficiente", "no tengo suficiente experiencia", "tendrá un mal día"... pero si consideras que ya estás harto de tener sexo insatisfactorio con tu pareja y quieres salir de dudas, a continuación, en unCOMO, te explicaremos las claves para saber cómo identificar a un mal amante.

Estas claves te servirán para reconocer el problema y solucionarlo, ya que tampoco es necesario acabar con una relación que funciona por la calidad del sexo. De todo se aprende y esperamos que este artículo te sirva para entrar en una nueva etapa con tu compañero sentimental.

También te puede interesar: Cómo ser el amante perfecto

Signos para identificar a un mal amante antes de acostarte con él

En general, no hay malos amantes. El gusto sexual de cada uno es un mundo y, por eso, lo que a alguien puede parecerle sumamente excitante para otra persona puede no serlo en absoluto. Esto no significa que una mala experiencia sexual conlleve que dos personas sean incompatibles como pareja. Se puede llegar a ser un buen amante, pero hay personas que están menos dispuestas a aprender que otras. Y eso sí se puede identificar:

Un mal amante es una persona egoísta

Fíjate en si tu pareja sexual es alguien que contínuamente habla de sí mismo. No tiene ningún problema en contarte sus apetencias sexuales y en deslumbrarte con lo increíblemente interesante y profundo que es. Huye. Porque estás delante de alguien que probablemente, en la cama, estará más pendiente de su propio goce que del tuyo.

Se presenta como un Dios del sexo, pero esconde un complejo

En general, las personas que vigilan mucho su imagen para transmitir una gran seguridad sienten todo lo contrario. Para identificar a un buen compañero sexual, lo mejor es buscar la naturalidad, es la mejor señal de que alguien se acepta a sí mismo, y por lo tanto, a su cuerpo también.

Una persona que está libre de complejos significa que en la cama no estará pendiente de demostrarte nada. Lo que implica que, como buen amante, estará pendiente de tu placer y del suyo.

Para dar placer hay que saber recibirlo, por eso, alguien que no se sienta bien consigo mismo difícilmente será un buen amante ya que, cuando esté en la cama contigo estará escondiendo o disimulando algo, en vez de centrarse en disfrutar del sexo.

Cómo identificar a un mal amante - Signos para identificar a un mal amante antes de acostarte con él

Señales que demuestran que tu amante es torpe en la cama

Para empezar, el hecho de pensar "en la cama" como sinónimo de tener sexo ya demuestra que se es un amante un poco aburrido. El sexo puede darse en cualquier sitio y aunque no se trata de que para ser un buen amante haya que ser temerario, una de las claves para sorprender a tu pareja en la cama es la originalidad.

Si tu amante se deja llevar siempre por los mismos automatismos, para un momento y hazle reaccionar. El sexo tiene que ser cambiante, como lo es el deseo, por eso, usar juguetes y posturas distintas garantizará una actividad sexual interesante y plena. Si tu pareja es reacia a hacer cualquiera de estas cosas, es probable que no se trate del mejor compañero de juegos. En unCOMO te descubrimos los mejores juguetes sexuales para parejas.

Cabe remarcar que de todo se aprende. Por eso, si ya has tenido sexo con esta persona y después de un tiempo esta práctica se automatiza, no tienes por qué preocuparte en exceso. El sexo mecánico es una tendencia que puede cambiar y que solo indica que la relación está un poco oxidada.

Ten una conversación al respecto con tu pareja si crees que ya no disfrutas como antes y que estáis pasando por un momento de congelación amorosa. Si te escucha y está dispuesta a cambiar de hábitos, entraréis en una etapa de redescubrimiento mutuo que puede ser fantástica.

No existen malos amantes, sino personas sin curiosidad sexual. Si a tu pareja no le interesa oír hablar de tus preferencias sexuales, ni fantasías, ni juguetes eróticos, ni revolcones clandestinos, el mejor favor que puedes hacerte es buscar a otro compañero. ¿Quién sabe? Igual incluso podéis acordarlo, si en los demás aspectos vuestra relación funciona...

En este otro artículo te damos algunos consejos para que puedas romper la rutina sexual.

Identifica a un mal amante

Conoces a alguien, habéis tenido sexo sólo dos o tres veces pero la experiencia ha sido horrible, o por lo menos, presientes que no merecerá ser recordada. Si te estás planteando si tu nueva pareja es un mal amante, fíjate en estas pequeñas señales y sal de dudas:

  • Cuando tenéis sexo juntos, va directo al grano y no le dedica ni un minuto a los preliminares ni a recorrer/explorar otras partes de tu cuerpo.
  • Es brusco en las caricias y, en general, que te toque no te proporciona ningún placer.
  • Te lo pasas mejor tú sólo que con él.
  • Necesita mucha ayuda previa para tener una erección, lo que suele ser señal de que no conoce muy bien su cuerpo, y menos el tuyo. En el caso de las chicas que les cuesta humedecerse, es otro tema. Muchas veces es el resultado de estar cohibida, poco relajada, y suele pasar cuando no tiene confianza en la otra persona. En la mayoría de casos se souciona con unos buenos preliinares por parte de su amante.
  • Necesita marcar siempre el ritmo. Si a tu pareja le cuesta dejarse llevar por ti en la cama, es probable que consigo mismo sienta lo mismo. Alguien que no se atreve a salirse nunca del guión no se define por ser una persona altamente creativa, y para tener una actividad sexual satisfactoria la creatividad tiene que estar a la orden del día.

Si esto no te había pasado antes con ninguna otra persona y a él o ella no le conoces tanto, pregúntale sin complejos si también es su caso. Si te dice que sí, es probable que algo entre los dos no esté fluyendo. Entonces, os tocará ver qué pasa y valorar si os apetece arreglarlo y luchar por lo que estáis construyendo juntos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo identificar a un mal amante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo identificar a un mal amante

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo identificar a un mal amante
1 de 2
Cómo identificar a un mal amante

Volver arriba