Compartir

Cómo no depender emocionalmente de mi pareja

Cómo no depender emocionalmente de mi pareja

Cuando tenemos pareja es fácil realizar casi todos las actividades juntos y crear una red social compartida por ambos. A veces perdemos las amistades anteriores e incluso las relaciones familiares. Ese en un gran error que solemos cometer y que influye en nuestra percepción de dependencia emocional hacia nuestra pareja.

La inseguridad, el miedo al rechazo y la falta de autoestima son otros factores que influyen en la dependencia emocional. En unComo.com queremos enseñarte cómo no depender emocionalmente de tu pareja y así poder encontrarte bien contigo mismo/a y poder disfrutar con libertad de tu relación de pareja.

También te puede interesar: Cómo ser fuerte emocionalmente en el amor
Pasos a seguir:
1

No dejes que se pierdan tus amistades, las relaciones que existían antes de tener pareja y te hacían feliz. Eso ayudará a no sentir que toda las personas con las que te relacionas tienen un vínculo con tu pareja y a que te des cuenta de que tenías una vida rica y plena antes de conocerla.

Si por el motivo que fuera no tienes la posibilidad de recuperar tus relaciones anteriores, o te apetece aumentar tu círculo de amistades, genera otras nuevas que no tengan nada que ver con tu pareja, practicando hobbys que sólo realices tú, por ejemplo. Seguro que encuentras cosas que te apasionan y has dejado de hacer porque a tu pareja no le gustan.

Es importante que encuentres tu esencia y descubras qué te gusta y qué no. Mantén o crea un espacio único y personal que sólo te pertenezca a ti. Eso te ayudará a conocerte mejor a ti mismo/a y a potenciar tu autoestima.

2

Entiende que amar es ser uno mismo y dejar ser al otro. Todas las personas necesitamos sentirnos libres, ser auténticas y no intentar agradar constantemente. Si eres consciente de ésto serás capaz de disfrutar de tu propio espacio y entenderás que la otra persona también necesita el suyo.

Las relaciones asfixiantes suelen ser insanas y generalmente acaban mal. Las personas no podemos aguantar durante mucho tiempo esa presión y cuando se estalla, suele hacerse de malas maneras. Si tú y tu pareja os sentís libres podréis disfrutar de vuestra relación con la misma libertad y por tanto el amor que os profeséis será más sincero y saludable.

En este artículo te ayudamos a que sepas si tu pareja es posesiva.

3

Mejora tu autoestima. Analiza el estado en el que se encuentra tu autoconcepto. ¿Te gusta como eres? ¿te sientes cómodo siendo tu mismo? ¿Crees que pensar en ti es ser egoísta? Valora tus respuestas y haz un ejercicio de introspección. Estar en pareja puede ser uno de los mayores retos para tu crecimiento personal ¡aprovéchalo!

Si detectas que tu autoestima es baja, puedes mejorarla de muchas formas, una de ellas es luchando contra la dependencia emocional. Muchas personas no sólo son dependientes emocionales de sus parejas, sino también de sus padres, hijos, amistades o figuras de autoridad.

Lee libros de autoayuda, apúntate a cursos de crecimiento personal o visita a un terapeuta si es necesario. Lo importante no es que no sientas miedo o temor, sino cómo es tu forma de enfrentarte a él. Si existe algo en tu manera de valorarte que se acaba convirtiendo en un lastre y llena de angustia tus relaciones personales, debes deshacerte de ello. Lo primero es reconocerlo y, después, solucionarlo.

4

Disfruta de tu soledad. Una de las cosas que más te va a servir para deshacerte de la dependencia emocional es aprender a estar solo. Muchas personas temen profundamente la soledad. Les horroriza no tener personas alrededor con las que poder hablar, a las que cuidar y que les cuiden. No saben estar a solas con ellas mismas, entretenerse e incluso divertirse solas, enfrentándose a sus miedos e inquietudes en soledad.

Está claro que somos seres sociales que necesitamos a los demás para ser felices, pero el ser humano es complejo y también necesita tener momentos de soledad para poder ver las cosas con otra perspectiva y valorar a las personas que forman su círculo.

Aprender a estar solo es hacerte tu mejor amigo, con el que puedes reírte, llorar, conversar y solucionar las problemas de una forma autónoma y pensando en tu bienestar. No es egoísmo, es amor propio. Todos merecemos ser felices, pero ¿quién será capaz de darte la mayor felicidad si no eres tú mismo?

Si te amas a ti mismo, aprendes a estar solo, eres autónomo y te sientes libre, podrás ser más feliz y querer más y mejor a los demás.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo no depender emocionalmente de mi pareja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo no depender emocionalmente de mi pareja

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Liliana
A través de sus blogs me doy cuenta que tengo problemas de autoestima... no puedo evitar depender de mi pareja.. no se como hacerlo.. esta situación me genera conflictos emocionales conmigo misma

Cómo no depender emocionalmente de mi pareja
1 de 4
Cómo no depender emocionalmente de mi pareja

Volver arriba