Cómo reconocer una relación tóxica

Cómo reconocer una relación tóxica

Cuando piensas en una buena relación te imaginas en un compañero con el que puedas compartir tus sueños, tus objetivos, tus alegrías y tus penas. Pero en muchas ocasiones esta idealidad se ve truncada con manipulación, control y discusiones que dan una imagen muy distinta de lo que es realmente una relación sana. Las relaciones tóxicas pueden darse en cualquier tipo de persona, ya sea pareja, amigo, familiar o inclusive compañero de trabajo. Para evitar que este tipo de vínculos te ahoguen en el sufrimiento y la ansiedad, debes ponerle freno.

En el siguiente artículo de unComo.com te explicamos cómo reconocer una relación tóxica. Descubre todo aquello que puede hacerte saltar las alarmas y que vivas dentro de una relación nociva y poco saludable para ti. ¡STOP! No dejes que una relación tóxica te haga más sufrir que ser feliz.

Pasos a seguir:
1

Falta de comunicación y narcicismo. Estas son dos de las características de las personas tóxicas. Generalmente sus interacciones se basan en su propia persona y jamás en la tuya, es decir, siempre el "yo" va por delante de todas sus frases y mantener conversaciones con ellos resulta un tanto difícil sin que se lo lleven todo al terreno personal y sin que pierdan la paciencia cuando te toca a ti hacer cualquier exposición o replica durante el diálogo.

2

Las relaciones tóxicas se basan en el control y los celos irracionales, sea cual sea el ámbito: desde el terreno amoroso hasta el profesional. ¿Cómo saber que no son celos sanos? Es sencillo, cuando se cruzan los límites y la persona se vuelve posesiva y obsesiva, un comportamiento poco saludable.

Si hablamos de relación de pareja o de amistad verás que nota distanciarte de amigos o familiares o intenta ponerte en su contra. Si se trata de una relación tóxica en el trabajo verá que intentará entrometerse en tus relaciones con los demás compañeros.

En este otro artículo de unComo te ayudamos a que puedas saber si tus celos son enfermizos.

3

La falta de empatía y el victimismo son síntomas de las relaciones tóxicas. Con frecuencia cuando se encuentran en medio de una discusión este tipo de personas intentan ganar la batalla, sin reparar en buscar una buena solución para ambos. Su especialidad es culpabilizar a los demás y convertirse en víctima total de cualquier desencuentro. Es su mejor arma de manipulación.

4

Ten cuidado con las personas tóxicas porque rozan el acoso e incluso el maltrato psicológico. Por lo general, este tipo de personas manipuladoras tienen un perfil que no encaja con todo el mundo, por ello se acercan a gente aparentemente más débil a las que puedan controlar, ya que generalmente tienen la autoestima baja y suelen ser dependientes. Este perfil les da alas para ser manipuladores y convertirse en tóxicos.

Para reconocer este tipo de relaciones poco saludables fíjate si te controla demasiado, si te critica o te avergüenza, si te hace sentir que no haces nada bien y tu autoestima se está viendo afectada por su comportamiento.

En este otro artículo te ayudamos a que puedas saber si tu pareja es posesiva.

5

A veces las personas tóxicas utilizan su "humor" para menospreciarte y decimos humor entre comillas porque a veces sus bromas no suelen hacer ninguna gracia, más bien al contrario. ¡Ojo! No siempre las bromas son un síntoma de toxicidad. El problema aparece cuando pasan a ser burlas constantes hasta llegar casi al acoso. Si sientes que sus bromas están hiriendo tus sentimientos y que no son coquetas o divertidas, probablemente estés ante una persona tóxica.

6

Como hemos dicho, la manipulación es el arte de las relaciones tóxicas. Fíjate en si te presiona para hacer cosas que no te apetecen porque, en ese caso, es una muy mala señal ya que es una muestra de que se trata de una persona abusiva. No dejes que te manipulen para hacer todo aquello que no deseas, es un gran síntoma de toxicidad.

7

Cuando te encuentras dentro de una relación tóxica es fácil defender lo indefendible. El poder de manipulación de los perfiles abusivos sobre los perfiles sumisos provoca que acabes por justificar las conductas que se emplean sobre tu persona, debido a tu sentimiento de inferioridad. NO dejes que te pisoteen los sentimientos ni que sigas sufriendo por una relación que no te compensa. Piénsalo, no sacas nada bueno de ello. Darse cuenta y salir cuanto antes de este círculo vicioso es lo mejor que puedes hacer para alejarte de una persona tóxica.

8

Para reconocer una relación tóxica es necesario evaluar si tú has cambiado sin darte cuenta, si has ido modificando tu comportamiento y tus conductas. Si te has vuelto una persona más introvertida o incluso si tu actitud está afectando a tu entorno. También debes evaluar tus sentimientos y ver qué sientes cuando estás cerca de esa persona, cuando pasas tiempo con ella, si te quita toda la energía y te agota, es otra señal de que se trata de una persona poco conveniente.

9

Si ya has detectado que estás dentro de una relación tóxica, no dejes que esta avance. Aunque no puedas señalar de manera exacta qué es lo que falla, probablemente no te sientas bien cuando te encuentras cerca de esa persona. Así que procura alejarte, seguir tus instintos y no seguir dentro de una relación que no te permite ser tú. Si la relación es poco saludable y la persona es tóxica ya tienes un motivo para romper cualquier vínculo que te ate a esta persona.

En este otro artículo te ayudamos a que puedas valorar si tu relación es sana.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reconocer una relación tóxica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.