Compartir

Cómo saber si soy adicto al amor

Cómo saber si soy adicto al amor
Imagen: examiner.com

Durante muchos años se subestimó la posibilidad de que pudiéramos sentir adicción al amor, pero hoy, y tras muchos estudios, se sabe que este vicio puede presentarse de forma tan real como el que se desarrolla por el alcohol o las drogas. ¿Cuáles son las señales? ¿cómo saber si eres adicto al amor?, en unComo.com te explicamos más acerca de este interesante tema.

También te puede interesar: Cómo actúa el amor en el cerebro

El amor y el cerebro

Aquello que llamamos amor es realmente un cóctel explosivo de hormonas que, con el tiempo y tras afianzar la relación puede dar paso a una unión que se prolongue en el tiempo. Sin embargo la mayor parte del tiempo no es así, y las personas acaban rompiendo su relación y continuando con su vida. El problema se da cuando la etapa de enamoramiento y desilusión se convierte en una constante en la vida de una persona, hasta el punto de parecer la norma en lugar de la excepción.

Todo debido a la forma en la que el amor actúa en el cerebro, produciendo tal estado de bienestar que el afectado se niega a superarlo o prescindir de él. En esta etapa es cuando se puede comenzar a pensar que alguien es adicto al amor o al estado de enamoramiento.

¿Por qué la adicción?

Se llama adicción a una dependencia o necesidad fuerte que se desarrolla entorno a una sustancia, situación o relación, debido a la satisfacción que nos genera. Así como el alcohol, las drogas o los juegos pueden desatar un comportamiento adictivo, el amor o enamoramiento también.

Cuando no enamoramos experimentamos diversos cambios que nos hacen sentir bien, si el amor es correspondido pasamos por una etapa de satisfacción absoluta, de descubrimiento y novedad que nos llena de dicha. Pero una vez que ésta concluye hay que enfrentar la realidad de cada relación, con las complejidades que acarrea.

Ya sea por la elección de la pareja incorrecta o por distintos factores, aquellas personas adictas al amor se embarcan el relaciones que fracasan constantemente, pero en vez de dejarlas se mantienen dentro esperando que la sensación gratificante aparezca de nuevo, a ésto se le conoce como adicción al amor, un cuadro con muchos síntomas.

Las señales que aparecen antes de una relación

Muchas personas se descubren adictas al amor cuando están inmersas en una relación de dependencia fuerte con su pareja, que las lleva a no poder abandonar una unión conflictiva. Sin embargo hay otro grupo que asume conductas determinadas que son una señal de alarma incluso antes de tener una relación, y que advierten que pudiera existir un comportamiento vicioso y nocivo entorno al amor, por ejemplo:

  • Enamoramiento rápido y casi instantáneo de una persona que apenas conoces
  • Fantasías de vivir tu vida al lado de una persona con la que apenas comienzas a salir
  • Necesidad imperiosa de tener una pareja, sin importar qué tipo de persona sea Normalmente la adicción al amor viene acompañada de un patrón en el que las personas no tienen filtros al momento de elegir un compañero/a
  • Problemas constantes para superar las relaciones pasadas, tendencia a quedarse encerrado en ellas y en el recuerdo sin importar lo breves que han sido
  • Miedo intenso al abandono o la soledad

Señales de adicción al amor en la relación

Está claro que a todos nos cuesta asumir que una relación de mucho tiempo ha acabado, pero normalmente, tiempo más tiempo menos, acabamos por dar el paso y dejarla atrás. Pero cuando la insistencia por vivir aquellas experiencias de recompensa, como una reconciliación tras una fuerte discusión, o el sexo después de un problema, se vuelven una constante, y no somos capaces de imaginar la vida sin esa persona, a pesar de que con él/ella resulte un infierno, estamos ante una relación problemática. Las señales de adicción al amor son:

  • Elección frecuente de parejas incorrectas con patrones de conducta similares: dificultad para comprometerse, narcisistas, manipuladores y dominantes
  • Amor excesivo y casi ciego, que impide ver los defectos o problemas del otro
  • Relaciones conflictivas en las que los problemas son una constante, pero al mismo tiempo hay importantes factores de recompensa como el buen sexo
  • Tendencia a elegir parejas inestables que al mismo tiempo nos llevan al límite de la excitación o al fondo del sufrimiento. Una montaña rusa de emociones que nos hace adictos
  • Desarrollo de un fuerte comportamiento de dependencia emocional con la pareja, que lleva a que la relación se vuelva asfixiante para uno o ambos
  • Dificultad para imaginar la vida sin esa persona, lo que impide que nos separemos de él/ella

¿Y cómo nos afecta?

Para una persona común resulta muy fácil identificar las consecuencias físicas y psicológicas que puede traer consigo una adicción al alcohol o las drogas. Pero cuando se piensa en adicción al amor la respuesta no siempre resulta tan intuitiva, aunque las consecuencias pueden ser muy nocivas, en especial para la integridad y el autoestima del afectado.

  • La adicción al amor se desarrolla normalmente en el marco de relaciones conflictivas, que afectan nuestra salud de forma importante, produciendo estrés, tensión y depresión, lo que puede conducir a cuadro emocional complejo y delicado, que al mismo tiempo puede afectar el aspecto físico
  • El autoestima de la persona que presenta la adicción se afecta de forma importante, al no ser valorada o sentir frustración constante se pierde la confianza en si mismo
  • Así como se busca experimentar sensaciones de placer constante (lo que finalmente desata la adicción) al mismo tiempo se padece el sufrimiento que conlleva estar inmerso en relaciones problemáticas, por lo que el individuo tiene la tendencia a sufrir mucho

¿Qué hacer?

Como ocurre con otras adicciones, el primer paso es siempre asumir que existe un problema. El adicto a las relaciones experimenta estos síntomas y vive con sus consecuencias relación tras relación, no se trata de un episodio puntual, de un mal de amor, sino de algo recurrente. Por eso resulta difícil admitir que el problema no está en el entorno sino en nosotros, pero una vez hecho habremos recorrido la mitad del camino.

A partir de ese punto es importante recurrir a la ayuda de un especialista para iniciar un tratamiento terapéutico que ayude a superar el problema y llevar una vida mucho más plena y feliz.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si soy adicto al amor, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo saber si soy adicto al amor

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Paula
Wow... las cumplo todas.
carmen Gloria Mery Badilla
Es cierto!! muchas veces las personas no nos damos cuenta ni apreciamos lo que tenemos dependiendo de la pareja para ser feliz. y así perder la autoestima

Cómo saber si soy adicto al amor
Imagen: examiner.com
Cómo saber si soy adicto al amor

Volver arriba