Compartir

Cómo terminar una relación tóxica de pareja

 
Por Valeria Foi. 16 abril 2019
Cómo terminar una relación tóxica de pareja

Estar involucrado en una relación tóxica puede ser algo muy difícil de identificar. Es un problema especialmente complicado cuando hablamos de personas con la autoestima baja o trastornos emocionales, pues son más susceptibles a permanecer en relaciones abusivas que ponen en riesgo su salud psicológica y, en casos extremos, incluso física. Para quienes están inmersos en este tipo de relaciones, no es nada fácil salir de ellas y, a menudo, se necesita ayuda.

Si crees que tu relación no es saludable y respetuosa, ha llegado el momento de buscar ayuda y librarte del miedo y el desconcierto. Desde unCOMO te ayudamos a descubrir cómo terminar una relación tóxica de pareja y te informamos, además, de qué es una relación tóxica realmente y cómo saber si te encuentras en una relación tóxica.

Qué es una relación tóxica: características

Una relación es considerada tóxica cuando la falta de respeto y el desprecio empiezan a manifestarse. Son muchas las personas que creen que una relación tóxica es aquella en la que hay una clara y visible violencia, pero lo cierto es que una relación tóxica puede tomar muchas formas. Cuando la dinámica de comunicación se establece con malas palabras, descalificativos o recursos de manipulación o uno de los miembros (o ambos) de la relación temen por su integridad física y/o psicológica estamos hablando de relación tóxica. Échale un vistazo a este artículo sobre Cómo saber si mi relación de pareja es tóxica para descubrir algunas de las características más comunes.

Las formas más evidentes de relación tóxica de pareja son la violencia física y psicológica. Pero al margen de eso, existen otras señales que se consideran insanas dentro de una relación y son comportamientos negativos que suelen ser indicadores de que algo no va bien y la relación es tóxica:

  • Crítica ante todo lo que hace el otro e insatisfacción constante con su comportamiento.
  • Rechazo contante a opiniones y nuevos planteamientos.
  • Desprecio ante iniciativas, ideas o valores.
  • Uso de descalificativos para referirse a la pareja, su comportamiento o imagen.
  • Burla constante (una forma de bullying).
  • Insultos, amenazas o discusiones constantes tanto en el ámbito privado como en público.
  • Falta de respeto al consentimiento propio: relaciones sexuales forzadas, invasión de la intimidad, victimismo constante para lograr ciertas cosas, etc.
  • Celos excesivos y control.
  • Alzar la voz e imponer su posición y sus deseos constantemente.
  • Exigir cambios físicos y/o de actitud.
  • Infidelidades y falta de compromisos hacia la pareja.
  • Desacreditación y/o indiferencia ante los logros de la pareja.
Cómo terminar una relación tóxica de pareja - Qué es una relación tóxica: características

Secuelas de una relación tóxica

A menudo la toxicidad forma parte de una pareja desde el inicio de una relación, pues las personas con características manipuladores tienden a relacionarse con personas sumisas o con la autoestima baja. Sin embargo, también puede ser que una relación se vuelva tóxica con el tiempo.

Existen otras circunstancias en las que la relación de pareja se vuelve tóxica por el propio desgaste de la misma; ambos miembros han descuidado la pareja, se centran en los aspectos negativos, pierden interés en llevar adelante la relación y aparecen entonces factores tóxicos como el desprecio, la indiferencia o, en casos peores, los descalificativos e insultos.

Lo peor de las relaciones tóxicas es que además de ser difíciles de identificar y abandonar, suelen dejar secuelas permanentes en aquellas personas que han sufrido los abusos. Por este motivo resulta fundamental hablar con familiares y amigos de confianza y buscar ayuda profesional. Algunas de las secuelas pueden ser:

  • Pérdida de la autoestima.
  • Dificultad para relacionarse o socializar con otros.
  • Inseguridad, depresión y/o ataques de ansiedad.
  • Problemas para mantener relaciones estables.
  • Pérdida de la identidad propia, lo que conlleva a la dificultad o imposibilidad de la toma de decisiones.
  • Miedo a las relaciones de pareja.
Cómo terminar una relación tóxica de pareja - Secuelas de una relación tóxica

Cómo terminar una relación tóxica: solución

Terminar una relación tóxica de pareja no es nada sencillo. Normalmente, la persona abusada ha estado esperando un cambio durante tanto tiempo que cuando decide poner fin a la relación, ya está demasiado involucrada. Si estás en esta situación, te recomendamos que consideres la ayuda psicológica, pues nadie mejor que un profesional podrá guiarte para que te desprendas de tus miedos y tus dudas y para que vuelvas a ser la persona que eras.

Desde unCOMO te recomendamos otros pasos que pueden resultarte útiles a la hora de descubrir cómo terminar una relación tóxica.

  1. Habla de tu situación con tu familia o tus amigos de confianza: la mayoría de las personas que son víctimas de una relación tóxica no se atreven a comentar lo que les ocurre por miedo o vergüenza. Muchas veces evitan hablar de la situación para esconder los problemas y no aceptar que algo va mal y necesitan ayuda. Si crees que este puede ser tu caso, ten en cuenta que salir de este tipo de relaciones sin ningún apoyo es muy difícil. Déjate acompañar por las personas que te quieren y en las que confías: una amiga, un hermano, tu familia, etc.
  2. Busca ayuda profesional: no menosprecies la atención psicológica si te sientes abrumado/a por la situación. En las relaciones tóxicas hay mucha manipulación y negatividad y nada como la ayuda profesional puede permitirte identificar las situaciones en las que eres más vulnerable. Además tendrás recursos para afrontar la ruptura, mantenerte firme y superar tus miedos y tus dudas.
  3. Identifica las señales y establece una lista de prioridades: lo más difícil es tomar la decisión de poner punto y final a la relación tóxica de pareja, pues muchas veces las personas abusadas no logran identificar las señales debido a que se han acostumbrado a ellas. Sé honesto/a contigo mismo/a e identifica aquellas características de tu relación que te gustaría cambiar; a menudo son los factores más tóxicos y los indicadores de que algo no va bien. Este artículo sobre Cómo reconocer a una persona tóxica puede ayudarte a identificar mejor algunos de los factores a tener en cuenta.
  4. Evita la zona de confort: sabemos que es fácil decirlo, sobre todo desde fuera, pues además resulta siempre más fácil no hacer nada para evitar un conflicto mayor. Sin embargo, debes tener en cuenta que el momento que estás evitando solo está empeorando la situación y desgastándote más. Cuando llegues a este punto, busca ayuda profesional y confía en aquellas personas que te recuerden que mereces una vida mejor.
  5. Tómate tu tiempo para sanar: el proceso de curación no es un camino de rosas. Ten en cuenta que acabas de salir de una situación muy difícil, cansada y triste que te ha desgastado y, como consecuencia, ahora tienes que recuperar fuerzas. No te fuerces a estar bien de un día para otro; tómate tiempo para ti y haz planes con las cosas que más te guste hacer, aunque sean pequeños. Llena tu tiempo con las personas que más te quieren y empieza a adecuarte, poco a poco, a tu nueva vida.

Si crees que puedes estar involucrado/a en una relación tóxica de pareja, insistimos en la importancia de ponerte en manos de profesionales que puedan proporcionarte las mejores soluciones. Si tanto tú como tu pareja identificáis un problema en vuestra relación y queréis cambiar juntos vuestra actitud, una buena opción puede ser la terapia de pareja.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo terminar una relación tóxica de pareja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo terminar una relación tóxica de pareja

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo terminar una relación tóxica de pareja
1 de 3
Cómo terminar una relación tóxica de pareja

Volver arriba