Compartir

Cómo tratar el vaginismo

Cómo tratar el vaginismo
Imagen: belelu.com

El vaginismo consiste en la contracción involuntaria de los músculos alrededor de la vagina, lo que dificulta la penetración haciendo que la experiencia sexual no sea la más placentera. Esta disfunción sexual que genera molestos síntomas en la mujer, debe ser atendida con el fin de mejorar los encuentros íntimos y garantizar un mayor placer. Por eso en unComo.com te explicamos cómo tratar el vaginismo.

También te puede interesar: Cómo masturbarme si tengo vaginismo
Pasos a seguir:
1

El primer paso para tratar el vaginismo es entender qué lo causa. El vaginismo no es una condición física, es decir no se trata de una deficiencia o problema con la vagina de la mujer que hace que se produzcan los espasmos, sino con una condición a nivel emocional o psicológico que desata esta reacción en la mujer.

Algunas de las causas más frecuentes del vaginismo son:

  • Miedo a la penetración o a experimentar dolor durante el sexo, lo que hace que se contraigan los músculos de forma involuntaria.
  • Creencia de que la vagina es más estrecha de lo normal, que se cuenta con un himen demasiado grueso o que en el orificio vaginal no cabe bien el pene.
  • Desconocimiento del cuerpo femenino y de la propia vagina por ausencia de la exploración. Esto es común en mujeres que nunca se han masturbado o introducido objetos en la zona vaginal.
  • Reacción que se desencadena producto de penetraciones dolorosas, de malas experiencias sexuales o de traumas de algún tipo relacionados con el tema sexual.
  • Rechazo a la pareja que se refleja al no permitir la penetración.
2

El primer paso para tratar el vaginismo es consultar a un sexólogo. Un profesional certificado podrá guiarte y ayudarte a superar la condición que te hace producir los espasmos vaginales. Es importante que durante el proceso intentes identificar la posible razón por la que estás experimentando esta disfunción sexual para hacer que la terapia sea más efectiva.

3

Los ejercicios Kegel son una buena alternativa para tomar consciencia de tu vagina, del suelo pélvico, para fortalecerla y especialmente para mejorar su elasticidad. Practicarlos te ayudará a ganar confianza y a sentirte mucho más segura, lo que podría reducir de forma notable el vaginismo.

En nuestro artículo cómo fortalecer mi vagina ejercicios Kegel te explicamos cómo llevarlos a cabo.

4

Tratar el vaginismo con terapia sexual y ejercicios Kegel te ayudará en gran medida a superar este problema, pero además puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • No te precipites intentando enseguida la penetración, recuerda que se trata de un proceso que debes superar poco a poco.
  • Explora tu cuerpo y tu vagina, especialmente si nunca lo has hecho. Mírate en el espejo e intenta tocarte, es importante que al hacerlo estés relajada, si sientes que contraes las paredes vaginales respira profundamente y relaja sin pensar en el dolor.
  • Una vez que hayas superado esta etapa, permite que tu pareja haga lo mismo. Puede comenzar por introducir un dedo y, en el caso de que no sientas molestias pasar a introducir dos. Seguir esos pasos es importante para ir avanzando poco a poco en el tratamiento del vaginismo.
  • Cuando ya hayas evolucionado en el tratamiento, podrás experimentar con la penetración.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar el vaginismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo tratar el vaginismo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
isa
El vaginismo aunque muchas veces sì es psicològico, no lo es siempre y hay que descartar problemas fìsicos

Cómo tratar el vaginismo
Imagen: belelu.com
Cómo tratar el vaginismo

Volver arriba