Compartir

Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales

Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales
Imagen: Noticiasr7.com

Si se trata de improvisar para tener encuentros sexualmente mucho más intensos y placenteros, nada mejor que la creatividad como aliada. Y es que en nuestra casa existen muchos objetos de uso diario que se pueden convertir en perfectas opciones para salir de la rutina sexual y disfrutar mucho más de nuestra intimidad. ¿No se te ocurre nada?, en unComo.com te damos algunas ideas, descubre cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales y anímate a probar algo diferente.

También te puede interesar: Juguetes sexuales para parejas
Pasos a seguir:
1

Solo se necesita un poco de imaginación para hacer que los encuentros sean mucho más calientes. Por ejemplo si desde hace tiempo quieres practicar el bondage con tu pareja pero no te animas a adquirir unas ataduras eróticas ¿qué te parece valerte de un cinturón grueso y atar a tu pareja a la cama o a una silla?, una manera creativa de disfrutar de un poco de sexo duro.

2

Y siguiendo en la misma tónica de dominación y control, los antifaces son siempre una herramienta sencilla para incrementar las sensaciones durante el sexo, y es que el hecho de ignorar completamente cuál será el próximo movimiento de tu pareja puede resultar muy excitante. Si no cuentas con un antifaz erótico o para dormir, puedes usar un simple pañuelo o una corbata, un complemento ideal para darle más diversión al sexo.

3

Los caramelos de menta no solo son buenos para refrescar nuestro aliento, también son una potente arma cuando se trata de mejorar las sensaciones durante el sexo oral. Come un caramelo de menta y cuando el sabor impregne bien tu boca comienza a hacerle sexo oral a tu pareja, la sensación de calor y frío producida por el caramelo en la zona genital será ¡altamente excitante!

4

Los masajeadores son excelentes accesorios para relajarnos y olvidar el estrés. Pero además son un gran juguete sexual casero, pues así como masajean nuestra espalda o piernas, hacen los propio con importantes zonas erógenas como los glúteos, la entrepierna o los genitales. Sin duda es una forma económica y genial de conseguir un encuentro diferente.

5

Si en casa tienes algún accesorio con plumas entonces prepárate para darle a tu pareja una sesión de placenteras y excitantes caricias. Este accesorios resulta un delicioso elemento cuando se trata del sexo suave y gentil.

6

Solemos tener en la nevera siempre un poco de hielo esperando para enfriar cualquier bebida. Pero más allá de un trago muy frío, el hielo puede darnos muchos momentos de placer durante el sexo oral.

Al igual que los caramelos de menta, la sensación de calor combinada con el frío del hielo resulta muy placentera, y da mucho juego también en el resto del cuerpo, cuando la meta es besar y chupar. Prefiere los hielos completamente redondos para evitar que puedan causar daño.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Usuario Anónimo
Esos objetos no satisfacen, cuand se busca un juguete sexual ya se esta suficientemente excitado, esas cositas no sirven para nada.

Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales
Imagen: Noticiasr7.com
Cómo usar cosas cotidianas como juguetes sexuales

Volver arriba