Consejos para hacer el amor atado

Consejos para hacer el amor atado

¿Crees que tu vida sexual es aburrida? Anímate a practicar sexo de forma distinta con tu pareja, ¿os atrevéis a ataros para sentir más placer? Si queréis empezar a practicar cosas nuevas en vuestras relaciones, como el bondage o las ataduras eróticas para empezar, tenéis que dejaros llevar pero también debéis conocer algunas cosas importantes al respecto.

Si estás interesado en conocer buenos consejos para hacer el amor atado y compartirlos con tu pareja para conseguir momentos de placer inolvidables, sigue leyendo este artículo de unCOMO y no te pierdas ni un detalle.

Material para hacer el amor atado

Entre las primeras cosas en las que hay que pensar para hacer el amor en este tipo de práctica sexual, es en qué tipo de herramientas se van a usar para las ataduras eróticas. Lo más recomendable es que siempre utilicemos algún material que no nos dañe la piel y que no quede demasiado ajustado para que, así, podamos concentrarnos en sentir todo el placer posible con estas prácticas sexuales.

Entre los materiales para hacer el amor inmovilizado más recomendados y que fácilmente encontrarás en casa o en algunas tiendas eróticas, están los siguientes:

  • Pañuelos, fulares o bufandas
  • Cinturones
  • Medias
  • Corbatas
  • Cuerdas de bondage
  • Esposas

Es importante que las esposas sean compradas en tiendas eróticas puesto que son fáciles de quitar si fuera necesario. En cuanto a las cuerdas, se puede usar alguna que tengamos en casa, pero las especiales que encontramos en algunas tiendas son más seguras y cumplen mejor esta función en los juegos sexuales.

Además, no olvides que podéis utilizar otros elementos de vuestro alrededor para excitar a la otra persona y también usar geles lubricantes, aceites para masajes y juguetes eróticos como consoladores.

Seguridad para tener sexo atado

Para seguir con los consejos para hacer el amor atado, te recordamos que en este tipo de juegos sexuales es muy importante mantener siempre la seguridad de la persona que está atada. Algunas de las medidas de seguridad al practicar bondage y juegos similares en los que se ata a alguien son las siguientes:

  • Hay que estar seguros de que ambos queréis practicar este tipo de juegos eróticos y crear una palabra de seguridad, como una contraseña, que en caso de que uno de los dos la diga habrá que respetar y parar el juego.
  • Procura que los nudos para atar las manos y los pies no estén demasiado apretados puesto que entonces el encuentro no será tan placentero. Además, es mejor que realices nudos correderos para mayor seguridad.
  • Utiliza materiales para atar indicados expresamente para esta actividad sexual, como las esposas que se abren con un botón sin necesidad de llaves que se puedan perder. O bien usa esposas con correas o cinturones que sean fáciles de abrir.
  • Nunca hay que dejar a alguien inmovilizado solo en la habitación, puesto que ante un problema o emergencia real estará indefenso.
  • Cuando se termina hay que desatar a la otra persona y nunca dejar amarrado a alguien toda la noche, de lo contrario al día siguiente habrá dolores y contracturas que estropearán la buena experiencia.

Roles sexuales para tener relaciones atados

Muchas veces al decidir con la pareja que queremos tener sexo atados también queremos ir un poco más allá y no solo ser el sumiso y el dominante, sino que queremos probar a practicar el juego de los roles sexuales. Siempre hay alguien que domina y alguien que obedece pero, ¿por qué no darle un punto más realista? Podéis inventaros personajes o bien recurrir a algunos de los más típicos como el policía y el detenido, la profesora y el alumno o el médico o la enfermera y el paciente.

Si optáis por mejorar así la experiencia de hacer el amor amarrados, no olvidéis que podéis hacerlo más realista con algunos de los disfraces eróticos más populares y, de esta forma, conseguir complacer vuestra fantasía sexual. Sea como sea, no olvidéis que aunque haya un sumiso y un dominante, se trata de recibir y dar placer para que la experiencia sea increíble.

Posturas para hacer el amor con ataduras eróticas

Para practicar sexo amarrado hay que tener en cuenta en qué superficie es mejor atar a tu pareja o para que te ate a ti. Podéis optar por las opciones típicas de la cabecera y los pies de la cama para atar manos y pies o bien, pensar en otros lugares como algún mueble, puerta o barra que esté bien fija. Las posturas a elegir son muchas, pero según el lugar elegido unas serán más cómodas para conseguir mejores orgasmos haciendo el amor atado.

Así, también hay que pensar en cuáles pueden ser las posiciones que mayor placer te darán a ti y a tu pareja para, así, convertir el encuentro en algo inolvidable y que deseéis repetir. Presta atención a algunas de las mejores posturas para hacer el amor atados y conseguir orgasmos increíbles son las siguientes:

  • El sometido: en esta posición es el hombre el que tiene que estar amarrado bocarriba en una superficie llana como la cama o una mesa. Entonces, la mujer se pondrá sobre él y de espaldas, marcando el ritmo. Esta postura permite penetraciones profundas.
  • La posesión: en esta ocasión es ella la que está amarrada en la cama y él debe sentarse mirando hacia ella y coger las caderas de su pareja para marcar el ritmo.
  • La profunda: estando ella atada de manos, él podrá subir las piernas de ella y apoyarlas en sus hombros permitiendo penetraciones muy profundas. Además, en este caso se pueden atar las manos y los pies juntos en vez de amarrarlos a una cama u otro lugar.
  • Atado a una puerta: ya sea en el pomo de la puerta o en la parte de arriba con la puerta cerrada para fijar las ataduras eróticas, usar la puerta es una de las mejores posturas para tener sexo de pie estando amarrado.
  • Atado a una silla: con las manos detrás del respaldo de la silla y los tobillos en las patas de esta bien fijados, la persona amarrada se queda totalmente inmóvil para que su pareja le haga lo que prefiera. En este caso es muy cómodo que sea ella la que se siente encima de él estando atado, de frente o de espaldas.

Sobre todo, no os olvidéis de todas las posibilidades de sexo oral que ofrecen las posturas sexuales con ataduras eróticas.

Vendarse los ojos

Para terminar, con estas recomendaciones para aumentar vuestro placer en la cama, os aconsejamos que os atreváis a vendar los ojos del que esté atado, veréis como todas las sensaciones se incrementan. Podéis utilizar un antifaz o una máscara o cualquier pañuelo que tengáis a mano.

Esta práctica que hace que te concentres más en todo lo que percibes, sobre todo con el tacto, puede llevarse a cabo con ataduras eróticas o sin ellas. La cuestión es que el que no puede ver nunca sabrá qué le van a hacer o cuándo se lo harán, esta sensación de expectación mejora la experiencia y los orgasmos increíblemente.

Si te ha gustado conocer todos estos consejos para hacer el amor atado, seguramente quieras saber qué es el bondage y cómo practicarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para hacer el amor atado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.