Compartir

Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes

Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes
Imagen: femmely.com

Muchas personas asocian las disfunciones sexuales únicamente con el desempeño masculino. Pero lo cierto es que las dificultades para disfrutar plenamente del sexo o alcanzar el clímax se presentan también para las mujeres, pero en ocasiones por tabú o falta de conocimiento muchas chicas no admiten o comprenden que algo no está bien hasta muy entrada la adultez. El sexo es y debe ser placentero para ambos, cuando no es así conviene detenerse a evaluar la situación y encontrar las causas de la falta de disfrute. En unComo.com te presentamos las disfunciones sexuales femeninas más comunes para que consigas identificarlas y acudir a un especialista si sospechas que padeces alguna de ellas.

Anorgasmia

La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales más comunes en las mujeres, y una de las causas de mayor consulta a sexólogos por parte de las féminas. Se trata de la imposibilidad de alcanzar los orgasmos, que puede presentarse con o sin placer sexual.

Esta disfunción sexual femenina puede darse en cualquier etapa de la vida de la mujer y está asociada especialmente al aspecto psicológico, aunque la ingesta de determinados medicamentos, drogas o cambios hormonales pueden influir también en la capacidad de obtener orgasmos. Existen muchas formas de combatir la anorgasmia, pero siempre se recomienda la intervención de un especialista en casos en los que con frecuencia resulta imposible alcanzar el orgasmo.

Frigidez

La frigidez es una de las disfunciones sexuales de las que comúnmente más se escucha hablar. Se trata de la ausencia de deseo y placer sexual, que puede presentarse de forma parcial o total. La frigidez puede deberse a factores físicos como problemas hormonales o psicológicos, como miedos, relación restrictiva con el sexo, experiencias pasadas negativas etc.

El tratamiento de la frigidez requiere de la atención de un especialista, pues dependiendo de su origen y tipo se pueden aplicar diferentes soluciones. Si deseas saber más acerca de sus síntomas y cómo actuar ante esta disfunción sexual, te recomendamos consultar nuestro artículo cómo saber si soy frígida.

Vaginismo

El vaginismo consiste en la contracción involuntaria de los músculos vaginales, impidiendo o dificultando la penetración y generando dolor o molestias durante el acto. Las mujeres que sufren de vaginismo pueden también tener problemas para introducir otro tipo de objetos en su vagina como juguetes sexuales o tampones.

Algunas mujeres que sufren de vaginismo consiguen excitarse y lubricar, sin embargo al momento de la penetración enfrentan las típicas molestias de esta disfunción sexual de origen mayormente psicológico, por miedo a la penetración o previas experiencias sexuales traumáticas. Para su tratamiento es recomendable visitar a un especialista.

Dispareunia

La dispareunia es una disfunción sexual que consiste en el ardor, picazón o dolor durante la penetración que puede presentarse de forma eventual y temporal o de manera constante. Esta condición suele deberse a factores físicos como las sequedad vaginal, la inflamación de los labios menores, infecciones vaginales, malformaciones o condiciones como la diabetes, o a factores psicológicos como la tensión, el estrés o la depresión.

Cuando la dispareunia se presenta por factores físicos se recomienda la intervención de un ginecólogo, mientras que si las molestias pueden provenir de alguna condición psicológica lo más recomendable es que un sexólogo lleve el caso.

Sequedad vaginal

La sequedad vaginal o falta de lubricación durante la penetración es quizá uno de los problemas más comunes que enfrentan las mujeres en el ámbito sexual. Tiene múltiples causas de origen físico y/o psicológico, y dependiendo de su origen se necesitará o no la intervención de un especialista. Para más información te recomendamos consultar nuestro artículo ¿por qué no lubrico bien?

La importancia de asumir que hay un problema

El sexo debe ser una experiencia agradable, un momento de disfrute e intimidad con nuestra pareja. Pero cuando no se experimenta ningún tipo de placer, o se presentan muchas molestias durante el sexo, es recomendable analizar la situación e intentar determinar cuál es el problema.

Si crees que padeces alguna disfunción sexual entonces es recomendable visitar a tu ginecólogo para una revisión y para que te remita a un terapeuta en el caso de ser necesario. Hablar con tu pareja es también importante, una disfunción sexual no es un motivo para avergonzarse y nadie mejor para conocer lo que te ocurre que tu compañero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Débora De Sá Tavares
Hola María Cecilia, este tipo de temas es mejor consultarlos con un orientador sexual, pues solo un profesional experto en la materia te podrá ayudar. Saludos
Maria Cecilia
Quisiera saber siendo tan joven cuando estoy con alguien, que me sebe exitar tengo uno tras otro orgasmo e incluso me siento insatifecha, como que necesitaria estar con alguien mas, se por mi madre que soy una niña multiorgasmica y segun ella eso es algo fantastico, sin embargo he estado por horas con alguein lo puedo pasar fantastico puedo acabar las veces que la persona juegue conmigo sexualmente,pero luego despues de haberme duchado al terminar de estar con el hombre con quien he estado nuevamente me vienen deseos que me tengo que masturbar, que hacer en este caso. Maria Cecilia

Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes
Imagen: femmely.com
Cuáles son las disfunciones sexuales femeninas más comunes

Volver arriba