Compartir
Compartir en:

Cuáles son las prácticas sexuales más comunes

Cuáles son las prácticas sexuales más comunes
Fuente: yourtango.com

Cuando de sexo se trata resulta difícil trazar los límites del placer. Cada uno elige una forma de disfrutar su sexualidad y potenciar los encuentros, haciendo que las prácticas sexuales se paseen por una infinidad de alternativas aptas para todos los gustos. Muchos tienen fantasías sexuales, pero no todo el mundo consigue convertir los deseos en realidad, al hacerlo se vuelven automáticamente una práctica sexual. En unComo.com hemos reunido las prácticas sexuales más comunes, aquellas que se han vuelto más populares alrededor del mundo. ¿Interesado? Entonces sigue leyendo.

Fetichismo

El fetichismo es quizá una de las prácticas sexuales más comunes que pueden existir, y es que el concepto abarca un gran número de subprácticas. Se considera fetichista a una persona que, para alcanzar la excitación o el clímax sexual requiere del uso de determinados objetos o de la manipulación de ciertas partes del cuerpo. Los fetiches más habituales son los que giran entorno a la lencería, el látex, el cuero o los pies femeninos, sin embargo existe un enorme número de objetos que pueden convertirse en fetiche.

Bondage

El Bondage forma parte de una amplia gama de prácticas vinculadas a la dominación y la sumisión. Se trata de ataduras eróticas para inmovilizar a la pareja y realizar determinados juegos sexuales o el coito. En este caso existen niveles para esta práctica, por ejemplo aquellas parejas que usan mascarillas y esposas de manera eventual para darle algo de picante a sus encuentros sexuales, quizá sin saberlo están practicando el Bondage. De igual modo hay sistemas de ataduras mucho más elaborados y complejos usados normalmente por aquellos practicantes más experimentados del BDSM.

Spanking

¿Alguna vez tu pareja te dio una nalgada durante el sexo? ¿Disfrutas siendo castigada/o de vez en cuando? Entonces has practicado el Spanking, que consiste fundamentalmente en azotar eróticamente a tu pareja como método de disciplina. Puedes valerte de tu mano o adquirir en las tiendas eróticas una fusta, una regla, un flogger o látigo, todo depende del gusto de cada quien. A pesar de formar parte del BDSM ésta es una de las prácticas sexuales más habituales que existen y la mayor parte de las personas pueden decir que alguna vez lo han hecho.

Voyeurismo

Muchas películas de cine han explorado el carácter excitante del Voyeur. El Voyeurismo es una práctica sexual que se basa en la excitación que nos genera ver a otros practicando el acto sexual o paseando desnudos. Observar el cuerpo humano, la intimidad y el placer generado con el sexo funciona como mecanismo de excitación para este tipo de personas.

Exhibicionismo

Contrario al Voyeurismo, el exhibicionista es quien encuentra el placer sexual cuando se sabe observado en la intimidad. Le gusta mostrarse y que lo espíen, del mismo modo disfruta desnudándose delante de otros.

Dogging

Esta práctica sexual se ha puesto muy de moda en los últimos años. También conocido como cancaneo, el Dogging es la práctica sexual en la se mantienen relaciones con un desconocido en un lugar público mientras otros tienen la posibilidad de observar. Los sitios más habituales son los coches, aunque también se puede conseguir en espacios más abiertos como parques, playas, etc.

Sexo grupal

El sexo grupal comprende una gran cantidad de prácticas sexuales aptas para todo tipo de gustos y fantasías sexuales. Tal vez la más común sean los tríos, aunque desde hace siglos el humano está bastante relacionado con la práctica de orgías sexuales, algo habitual por ejemplo en la antigua Roma.

Otras formas de sexo grupal son los Swingers o intercambio de parejas, el Bukkake o las Gang Bangs, muy de moda en la actualidad. Cada una cuenta con sus particularidades y reglas específicas.

¿Qué es normal?

Existen diversas prácticas sexuales, muchas más de las que hemos mencionado en ésta lista. Muchas de ellas se consideran normales siempre y cuando formen parte esporádica de los encuentros sexuales o se utilicen para complacer alguna fantasía determinada. Por ejemplo vestirse de cuero o con un disfraz erótico para jugar con la pareja.

Sin embargo los especialistas señalan que cuando nuestro deseo y excitación gira entorno a una única forma de alcanzar el placer, por ejemplo solo nos excitamos con la lencería (fetiche) o con alguna alternativa del BDSM, y de resto es muy difícil o imposible desatar nuestra libido, nos encontramos ante una situación que es importante atender. Éstas prácticas sexuales por ser comunes no quiere decir necesariamente que sean normales, por ello ante cualquier duda lo mejor es visitar a un sexólogo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son las prácticas sexuales más comunes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cuáles son las prácticas sexuales más comunes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuáles son las prácticas sexuales más comunes
Fuente: yourtango.com
Cuáles son las prácticas sexuales más comunes