Compartir

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer

 
Por Laura Ruiz. Actualizado: 28 noviembre 2017
Las 6 claves para hacer gemir a una mujer

¿Quieres hacer disfrutar al máximo a una mujer en la cama? Entonces tienes que saber cuáles son todos los puntos que más le excitan y entender que, a diferencia de los hombres, las mujeres necesitamos más tiempo para poder llegar al clímax y estar, realmente, excitadas. En este artículo de unCOMO vamos a descubrirte las 6 claves para hacer gemir a una mujer que te ayudarán a descubrir algunos secretos femeninos que quizás nunca te habías planteado pero que son imprescindibles para que tu pareja disfrute de un sexo espectacular contigo.

También te puede interesar: 6 maneras de calentar a un hombre

La importancia de la ambientación

Si quieres hacer gemir a una mujer lo primero que tienes que tener claro es que un "aquí te pillo, aquí te mato" no será suficiente para que disfrute al máximo. Lo que tienes que hacer es crear un ambiente idóneo para que el clima sea sensual, íntimo y despierte todos los sentidos. Así pues, por ejemplo, comenzar la noche con una cena romántica con música suave, velas y bien vestidos puede ser la antesala perfecta para una noche de auténtica pasión.

Las mujeres somos mucho más detallistas y nos fijamos más en las pequeñas cosas que, en conjunto, hacen que todo el clima sea propenso al sexo y a la intimidad, por este motivo, es recomendable cuidar de todos los detalles que harán que su deseo sexual aflore de forma natural y espontánea.

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer - La importancia de la ambientación

Hacer gemir a una mujer con preliminares es BÁSICO

Después de la cena, no hay nada mejor como disfrutar de momentos de caricias, besos y juegos divertidos. En lugar de comenzar ya en la cama, te recomendamos que para hacer gemir a una mujer no tengas prisa y le dediques tiempo a la conexión y a la diversión. La prisa es el peor enemigo de una mujer en la cama pues, como ya hemos dicho, ellas necesitan un poco de paciencia para que la excitación acuda a su cuerpo y la invada por completo.

Es por este motivo que es importante que no tengas prisa, que la beses, la acaricies, la mires, la desnudes lentamente y, una vez desnudos en la cama, os abracéis y dediquéis tiempo a los preliminares para que se excite al máximo y disfrute de una sesión de sexo extrasensorial.

Te proponemos un juego: intenta evitar tocarle sus genitales, probad tocar cualquier parte del cuerpo y, así, descubriréis todos los puntos erógenos que hay y lo placenteros que son. ¡Alucinaréis!

Aquí te descubrimos los mejores preliminares para las mujeres que no pueden faltar en tu noche de amor y pasión.

Innovación, sorpresa y creatividad en la cama

Otra de las claves básicas para poder hacer gemir a una mujer es que no tengáis siempre el mismo tipo de sexo, la misma postura y los mismos juegos. La monotonía sexual es la peor enemigo de la libido y, por tanto, es importantísimo romper con la rutina e innovar en la cama sin prejuicios y con la total libertad.

En este sentido, te recomendamos que te atrevas a excitar a tu pareja con palabras o frases que sean subiditas de tono y que, normalmente, jamás os diríais. Jugar que sois otras personas, más salvajes y carnales, es una manera perfecta de excitaros y de pasarlo genial en la cama; de hecho, este es el motivo por el que el juego de los roles sexuales es uno de los más practicados por parejas estables.

Cuando hablamos de los roles sexuales nos referimos a que finjáis ser otras personas: podéis quedar en un bar fingiendo que no os conocéis o en el cine y tener un fugaz encuentro sexual en el baño, etcétera. También podéis optar por encarnar personajes concretos como, por ejemplo, enfermera y paciente, policía y detenido, profesor y alumna, etcétera. En este otro artículo te contamos cómo practicar el juego de los roles sexuales para que innoves en la cama.

En general, lo que tienes que hacer es ser creativo y espontáneo, dejar que el sexo sea un juego para los dos y estar abiertos a experimentar cosas nuevas. Eso sí: siempre con el previo consentimiento de ambas partes para que nadie se ofenda.

¡Atrévete a probar nuevas posturas sexuales!

En relación a lo que hemos mencionado en el apartado anterior, que es necesario romper con la monotonía en la cama, también creemos que es importante probar nuevas posturas sexuales para poder descubrir nuevas formas de conexión, nuevos placeres y, en definitiva, poder pasarlo en grande con la innovación.

Tener sexo siempre de la misma manera con tu pareja hace que, al final, este se vuelva aburrido, monótono y poco interesante; por tanto, la libido va en descenso y, al final, termináis casi sin tener relaciones. Es por este motivo que es esencial atreverse a probar cosas nuevas en la cama y, entre ellas, las posturas son un elemento interesante para ir probando.

En el momento de la penetración, la mayoría de las parejas se decantan siempre por practicar un repertorio de unas 4 o 5 posturas que van intercalando según el día. Pero ¿sabías que hay más de 100 posturas diferentes en el Kamasutra? ¡Pues sí! Por lo que te animamos a que sorprendas a tu pareja y probéis nuevas poses para disfrutar de vuestros encuentros íntimos ¡al máximo!

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer - ¡Atrévete a probar nuevas posturas sexuales!

Sexo esporádico e inesperado, ¡lo mejor para tu relación!

Para poder hacer gemir a una mujer existen muchas, muchísimas, maneras de hacerlo. En el primer apartado de este artículo te hemos dicho que es importante la ambientación y el entorno, sin embargo, tienes que saber que un elemento también esencial para la excitación sexual es el que llevamos diciéndote en los últimos apartados, es decir: la sorpresa, la creatividad y la innovación.

Es por este motivo que una forma efectiva de volver loca a una mujer con el sexo es que seas espontáneo y que, de repente, empieces a excitarla en sitios diferentes e inesperados como, por ejemplo, en el coche, en el cine, en un restaurante debajo de la mesa, etcétera. Mantener la libido y el juego siempre despierto hará que vuestra relación nunca sea aburrida y que el sexo que tengáis sea espectacular.

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer - Sexo esporádico e inesperado, ¡lo mejor para tu relación!

Redescubre todo su cuerpo y harás gemir a una mujer en la cama, ¡seguro!

Y, por último, queremos puntualizar que las mujeres tenemos una gran cantidad de puntos erógenos en nuestro cuerpo y que, de hecho, nuestros genitales se activan después de que nuestro cuerpo se haya excitado. Es decir, si de buenas a primeras empiezas a acariciarle el sexo a una mujer, difícilmente sentirá nada, en cambio, si comienzas besándole el cuello, la oreja, acariciando sus muslos, etcétera, su sexo se irá activando y terminará deseando que la toques.

Es por este motivo que en unCOMO te proponemos que, si quieres realmente hacer gemir a una mujer en la cama, evites tocarle directamente sus genitales y te detengas en todo su cuerpo para que se vaya despertando. Espera a que sea ella la que te pida que la toques pues, será en ese momento, cuando su deseo sea tal que no podrá reprimir la necesitad de tu tacto.

En este otro artículo te descubrimos las zonas erógenas femeninas para que sepas dónde puedes tocar y, así, excitar a tu pareja.

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer - Redescubre todo su cuerpo y harás gemir a una mujer en la cama, ¡seguro!

Si deseas leer más artículos parecidos a Las 6 claves para hacer gemir a una mujer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Las 6 claves para hacer gemir a una mujer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Las 6 claves para hacer gemir a una mujer
1 de 5
Las 6 claves para hacer gemir a una mujer

Volver arriba