Compartir
Compartir en:

Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?

Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?

El apetito sexual o libido es el impulso que sentimos en nuestro cuerpo que nos invita a experimentar placer. Este estado se activa frente a estímulos que provocan distintas respuestas, las cuales tienen origen en el hipotálamo, una glándula presente en el interior de nuestro cerebro.

En principio, el deseo sexual en mujeres y hombres se activa por un aumento de testosterona en la sangre que tiene lugar cuando un estímulo activa el hipotálamo: una persona desnuda, una caricia, un determinado olor excitante, etc. Ahora bien, también es cierto que, por lo general, hay una tendencia a pensar que las mujeres pierden el deseo sexual con más facilidad que los hombres. ¿Hay algo de cierto al pensar esto? En este artículo de unCOMO investigaremos si la creencia de que las mujeres pierden el apetito sexual es una realidad o un mito. ¡Te sorprenderás!

También te puede interesar: Cómo afecta la primavera el deseo sexual

Cómo funciona el apetito sexual

Las personas estamos programadas para que sintamos la necesidad de reproducirnos. Al igual que los animales, nuestro cuerpo está dotado de un complejo mecanismo de receptores y transmisores que se activan y funcionan en distintas situaciones. En el caso del deseo sexual, el cerebro es la pieza clave. Dentro de él se encuentra una pequeña pero poderosa glándula conocida como el hipotálamo, encargada de regular ciertas necesidades vitales como el hambre, el sueño, o las ganas de tener sexo. Entonces, ¿tanto hombres como mujeres tienen hipotálamo? Así es, y ambos géneros se excitan cuando el hipotálamo responde frente a distintos estímulos. Sin embargo, la clave del asunto no está en el hipotálamo, sino en los factores que activan esta glándula y hace que una un hombre o una mujer se excite. Más tarde retomaremos este punto para determinas qué excita a las mujeres y qué excita a los hombres.

¿Las mujeres pierden el deseo sexual?

Sí, las mujeres pierden el deseo sexual, pero no se trata de algo fuera de lugar, y a continuación explicamos las causas por las que esta falta de apetito sexual puede suceder.

Por qué las mujeres pierden las ganas de hacer el amor

  • Edad. Se calcula que un 43% de las mujeres pierden el deseo sexual, especialmente a partir de la franja de los 50 años. A partir de esta edad el cuerpo de la mujer produce menos estrógenos, la hormona femenina más importante encargada del desarrollo sexual.
  • Monotonía. El sexo requiere de pasión y su disfrute puede disminuir si no se libera la mente y el cuerpo. Con el paso del tiempo, muchas parejas terminan cayendo en la monotonía, responsable de que bajen las ganas de hacer el amor.
  • Estrés o ansiedad. Ambos son enemigos de la libido al no dejar que apartemos los problemas y las preocupaciones y, como consecuencia, derivan en problemas para excitarse y disfrutar del sexo. Además, las personas que sufren de depresión también pueden experimentar una pérdida del apetito sexual por algunos medicamentos que se utilizan para combatir la enfermedad.
  • Cambios hormonales. Otro de los motivos por el que una mujer pierde las ganas de tener sexo es una alteración hormonal. La causa más frecuente en este caso es la llegada de la menopausia, período en el que disminuyen los niveles de estrógenos o la utilización de métodos anticonceptivos hormonales. Estos últimos pueden hacer que la mujer pierda el deseo sexual, y en este artículo te explicamos sus efectos secundarios.
  • Embarazo. Algunas mujeres pierden el deseo sexual durante y después del embarazo. Por un lado, esto se debe a la disminución de hormonas que intervienen en la libido y por otro también puede existir un miedo a que las relaciones puedan doler.
  • Experiencias sexuales traumáticas. Es posible que una mujer incapaz de experimentar un deseo sexual normal haya sufrido problemas anteriormente relacionados con abusos, prácticas sexuales que salieron mal o que haya recibido una educación estricta frente al sexo. Esto influye de forma decisiva, especialmente psicológicamente, y puede provocar que una mujer no tenga ganas de tener sexo.

Falta de deseo en hombres

Las mujeres pueden perder el apetito sexual, pero no son las únicas. Los hombres también pueden experimentar una falta de deseo debido a prácticamente las mismas causas que las mujeres: causas psicológicas como depresión, nervios al mantener relaciones sexuales, y causas fisiológicas como alteraciones hormonales. Por ello, si bien es cierto que la falta de libido es una realidad, no debemos hacer una distinción entre hombres y mujeres, puesto que ambos sexos estás expuestos a este problema, especialmente a partir de los 50 años.

La diferencia entre hombres y mujeres

Si bien es cierto que tanto hombres como mujeres pueden experimentar una pérdida del deseo sexual, hay ciertos aspectos que pueden influir en esta respuesta provocada por el hipotálamo.

La principal diferencia entre ambos sexos es que el hombre se excita por el aumento de la principal hormona sexual masculina: la testosterona. Sin embargo, las mujeres tienen una menor cantidad de esta hormona en concreto y en ella intervienen aspectos emocionales. Por esta razón las mujeres se ven influenciadas en mayor medida por factores psicológicos que los hombres. Un estudio determinó que si bien las mujeres con más testosterona en sangre sienten más deseo sexual, la diferencia no es significativa. Esto refuerza la teoría de que la falta de deseo sexual en mujeres está estrechamente vinculada a factores emociones, como el estado de ánimo en el que se encuentran, sentirse bien en la relación y con ellas mismas.

Qué hacer para recuperar el deseo sexual

Para tratar la falta de deseo sexual en mujeres debemos detectar si la causa que genera la ausencia de libido es física o psicológica. En el primer caso será necesario la intervención de un médico que solucione el problema de raíz, como por ejemplo la sequedad vaginal, picores u otras molestias que la mujer pueda padecer e interfiera en sus ganas de tener sexo. Si los motivos están relacionados con problemas hormonales, también será necesario un tratamiento que ayude a corregir un posible desequilibrio. En el caso de que algún problema psicológico esté interviniendo en las ganas de tener sexo también se podrá requerir la atención de un psicólogo, ya sea para tratar la depresión, la ansiedad, o incluso los problemas de pareja.

Además, te animamos a consultar algunos artículos que pueden ser de ayuda:

Si deseas leer más artículos parecidos a Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?
1 de 4
Las mujeres pierden el apetito sexual, ¿realidad o mito?