Compartir

Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta

 
Por Isabel J-Asenjo. Actualizado: 16 enero 2017
Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta

No siempre que nos masturbamos conseguimos obtener el placer que buscábamos. A pesar de que es algo que puede traerte de cabeza, no debes preocuparte: la mayoría de las veces no se trata de un problema físico. Así que relájate, porque si te estás preguntando "¿Por qué al masturbarme no siento placer?" estás en el sitio correcto. Además, este artículo de unCOMO irá precisamente de eso, de cómo conseguir relajarte para llegar fácilmente al orgasmo. ¡Sigue leyendo y disfruta!

También te puede interesar: Cómo masturbarme para sentir mayor placer

Causas mentales que te impiden sentir placer al masturbarte

La ansiedad y el estrés del día a día nos llevan a querer ir deprisa con todo lo que hacemos. El tener muchas obligaciones es la causa de que sientas estrés o porque tu cabeza recibe más órdenes de las que tu cuerpo puede llegar a cumplir pueden conducirnos a un cuatro de nerviosismo. Sin darte cuenta, le estás pidiendo a tu cuerpo que vaya más rápido de lo que realmente es capaz y eso te produce ansiedad, que no es más que un sentimiento de frustración por querer y no poder cumplir tus objetivos. Como un bucle: quieres - no puedes- te frustras - lo intentas de nuevo - no puedes - te frustras, etc.

Tu cuerpo tiene un ritmo y tu cabeza puede llegar a ir más rápido que él pero para poder ejecutar tus ideas tienes que conseguir que vayan al mismo tiempo. ¿Qué tiene que ver todo esto con la masturbación? Pues que, al sentirte estresado y ansioso, necesitas desahogarte y sientes la necesidad de masturbarte. El problema es que es imposible que consigas masturbarte a gusto si no te relajas. Necesitas que tu cuerpo y tu mente vayan a una para estimular todas tus zonas erógenas y llegar al orgasmo.

Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta - Causas mentales que te impiden sentir placer al masturbarte

Cómo conseguir un orgasmo al masturbarte

Para llegar al orgasmo necesitas que tus músculos se relajen y para ello necesitas tiempo. Mastúrbate en un momento en el que puedas dedicarte a explorarte tranquilamente, en vez de estar pensando que tienes 5 minutos para llegar al orgasmo y volver al trabajo. Si quieres que tu cuerpo reaccione a tus caricias, necesitas desconectar.

Hay tantas maneras de estimular el deseo como personas en el mundo. Algunas personas con solo tocarse y centrarse en la sensación física consiguen aumentar el placer hasta llegar al orgasmo, otras necesitan imaginar escenas de sexo o personas que les gusten para excitarse. Nuestro consejo es que pruebes todo lo que esté en tu mano para conseguir excitarte.

Recomendamos que empieces poniéndote cómodo y acariciando tu sexo de forma suave, detectando los puntos que te causen mayor placer. Aumenta la velocidad a medida que lo necesites, y mantén tu mente relajada, dejando que las imágenes vengan y se vayan, sin intentar retenerlas: en la masturbación tu cuerpo manda.

Al tocarte, sentirás un suave cosquilleo. Deja que la sensación te guíe para ir aumentando esa pequeña nota de placer en algo más intenso. Toca las zonas alrededor de los puntos que te sean agradables y activa con tus caricias todas las zonas erógenas de tu cuerpo, como pechos, cuello y, en realidad, cada uno de los poros de tu piel.

Un consejo: la estimulación genital se da por aplicación de calor, por eso te excitas al frotarte. En el mercado encontrarás multitud de productos que pueden ayudarte a aumentar esa fricción, como vibradores y geles de calor. Por este motivo, darte una buena ducha de agua caliente antes de meterte en la cama puede ser la excusa perfecta para llevar a la práctica este momento de auto-exploración de tu cuerpo.

Sin embargo, si estás dando tus primeros pasos (o volviendo a reconocerte) en el mundo de la masturbación, te animamos a que empieces dominando la técnica con tus propias manos y dedos, antes de decidirte por los sex toys, para que tu placer no dependa de nada que no puedas llevar siempre contigo.

Principales zonas erógenas femeninas

Diferentes estudios demuestran que, contra todo pronóstico, la principal zona erógena femenina es el cerebro. A pesar de que siempre se ha pensado que el clítoris era la zona mágica para excitar a una mujer, lo cierto es que cuando ellas tienen un pensamiento excitante en la cabeza, todo su cuerpo recibe una pequeña descarga de placer.

Eso es algo a tener en cuenta a la hora de masturbarte, ya que, como decíamos al principio, tener la cabeza ocupada en todos esos pequeños problemas hará que no puedas sentir placer al tocarte y que te sea prácticamente imposible llegar al orgasmo.

En segundo lugar, el clítoris es el punto de mayor placer femenino. Su nombre viene del griego, "kleitoris", que significa llave. Esto ya puede darnos algunas pistas: si quieres saber cómo tener un orgasmo intenso, necesitas conocer y explorar el funcionamiento de tu clítoris (todos son diferentes) y de la zona alrededor de tu vagina. Para eso lo único que se necesita es tiempo y mucha práctica, así que ya sabes.

También te interesará saber que, una vez estés excitada, cualquier parte de tu cuerpo se convierte en una zona erógena, la sensibilidad femenina es así. Descubre lo que más te gusta hacerte y toma nota: es una información que hará que tus relaciones sexuales también mejoren.

En este otro artículo de unCOMO te descubrimos las zonas erógenas femeninas.

Principales zonas erógenas masculinas

Los hombres también tienen problemas para sentir placer al masturbarse. Aunque puedan hacerlo igual, hay muchos casos de chicos que confiesan no sentir la misma sensibilidad que antes. Y los motivos pueden deberse a lo mismo que comentábamos antes. No está de más hacer un repaso a las principales zonas erógenas masculinas, para tener claros los puntos por donde empezar nuestro reencuentro con el placer.

  • Cabeza: cabellera, cuero cabelludo y orejas. Son tres partes con multitud de terminaciones nerviosas. Masajéalas mientras te masturbas para llegar al séptimo cielo.
  • Pezones: Estimúlalos apretando con un poco de fuerza en cada pezón. Ese poco de dolor unido a la masturbación genital crea una mezcla de efectos muy placentero mara muchos hombres.
  • Ano: Es un tema tabú entre hombres heteros. Pero eso no quita que no sea una verdad como un templo. La entrada anal es uno de los mayores puntos de placer masculinos; algunos dicen que es su "punto G", y no es necesaria una penetración completa para sentir sus efectos. Estimúlalo acariciando la zona de alrededor e introduciendo la punta de uno de tus dedos a 3-5 cm de profundidad. Si consigues relajarte gozarás de una de las mejores sensaciones que hayas vivido nunca.
  • Genitales: además del pene, los genitales son una zona que produce gran placer al ser acariciada. Es una zona muy sensible y deberás frotarla con cuidado al principio, para ver cómo reaccionas, y poco a poco intensificar el masaje mientras te masturbas, para aumentar la intensidad del placer.

En definitiva, se trata de salir de la idea de que la masturbación consiste en excitar un sólo punto de tu cuerpo, ya que es un organismo entero el que va disfrutar del orgasmo, deberemos pensar en calentarlo a todo él.

Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta - Principales zonas erógenas masculinas

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta
1 de 3
Por qué al masturbarme no siento placer - Descubre aquí la respuesta

Volver arriba