Compartir

Por qué cerramos los ojos al besarnos

Por Olivia Gracia . Actualizado: 16 enero 2017
Por qué cerramos los ojos al besarnos

Los besos apasionados suelen darse con los ojos cerrados. No nos los imaginamos de otra manera y si alguna vez nos hemos dado cuenta de que nuestro compañero estaba con los ojos abiertos hemos percibido un cierto desinterés en dicho acto. Nadie nos ha enseñado cómo se besa correctamente, no se estudia en el colegio la regla básica de que cuando besas a alguien debes hacerlo con los ojos cerrados. Es algo que surge solo, tanto como el propio acto de besar.

En unComo.com somos curiosos y nos hemos preguntado porqué cerramos los ojos cuando nos besamos. Si quieres saber la respuesta, permanece atento a éste artículo ¡te sorprenderás!

También te puede interesar: Cómo hacer el amor con los ojos vendados

¿Para qué sirven los labios?

El cuerpo humano está concebido para que todas sus partes jueguen un papel importante en cualquiera de los procesos en los que colaboran. Los labios no son una excepción. Los labios sirven para mantener la boca cerrada cuando comemos, para aguantar objetos a modo de pinza o para succionar en el caso de necesitar amamantarnos cuando somos bebés.

Pero una de las cosas para las que necesitamos los labios que más placer nos proporciona es besar. Besar puede provocar la máxima excitación, igual, incluso, que una penetración. Besar a la persona que deseamos o amamos es una de las cosas que más nos pueden hacer sentir, algo que nos ancla en el momento presente y nos une al otro de una forma extraordinaria, a veces incluso más que con el propio sexo.

Por qué cerramos los ojos al besarnos - ¿Para qué sirven los labios?

No podemos hacer dos cosas a la vez

La ciencia trata de dar respuesta a muchos misterios universales que no sabemos muy bien porque ocurren. Uno de ellos es el motivo por el cual cerramos los ojos al besar. La respuesta científica es simple: los seres humanos no podemos hacer dos cosas a la vez y poner la máxima atención a ambas. Besar involucra a un sentido, el tacto.

El tacto en el acto de besar se realiza a través de los labios, mucosas hipersensibles directamente conectadas con el cerebro y que producen un placer extraordinario durante el acto de besar (siempre que se bese con ganas).

Es precisamente por ese motivo que los hombres y las mujeres cerramos los ojos al besar, ya que así podemos concentrarnos en ese instante mágico y disfrutar del momento con ese único sentido, pero en su máxima expresión.

En unComo te damos algunos consejos para que sepas besar bien.

Por qué cerramos los ojos al besarnos - No podemos hacer dos cosas a la vez

Cuestión de enfoque

Otra explicación bastante interesante y sensata es el problema del enfoque. Las personas no podemos enfocar bien algo que se encuentra tan cerca de nuestra cara y eso nos resulta perturbador. Por ese motivo cerramos los ojos, ya que de lo contrario veríamos a nuestra pareja borrosa y probablemente eso reste intensidad a la situación o incluso la haga poco atractiva.

También el acto de besar puede resultar inquietante y ponernos nerviosos, sobre todo la primera vez que besamos a esa persona. Al cerrar los ojos nos relajamos y nos dejamos llevar por la emoción que nos embarga. En definitiva, ayuda a desinhibirnos, a disfrutar el momento y a recordarlo posteriormente.

En este otro artículo te damos algunos consejos para que aprendas a besar mejor.

Por qué cerramos los ojos al besarnos - Cuestión de enfoque

No te fíes del que besa con los ojos abiertos

En resumen, el beso es un acto casi visceral, erótico, tierno, sensual, casto... pero siempre sentido. Y, para sentirlo de verdad, de corazón, desde las entrañas, tienes que cerrar los ojos. Es algo casi inconsciente pero también necesario por las razones que hemos planteado en los anteriores apartados.

Pero también hay personas que besan con los ojos abiertos. Son pocas, pero existen. Seguramente si te has topado con alguna de ellas y descubres su peculiar manera de besar, habrá generado en ti un sentimiento de decepción, rechazo o desilusión.

Las personas que besan con los ojos abiertos generalmente no sienten los besos que dan o, sin duda, no con la misma intensidad. Es posible que tengan miedo, sean muy inseguros o desconfiados. Incluso, podría pasar que algún despistado no se crea que esté besando a esa persona tan especial y mantenga los ojos abiertos mientras se pellizca para creérselo de verdad. Pero si hace eso, no podrá disfrutar de ese beso, se perderá la magia y el pequeño acto de entrega absoluta que se genera entre dos personas que se besan de verdad, con los ojos cerrados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué cerramos los ojos al besarnos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Por qué cerramos los ojos al besarnos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué cerramos los ojos al besarnos
1 de 4
Por qué cerramos los ojos al besarnos

Volver arriba