Compartir

Por qué no me excito con nada

 
Por Beatriz Ruiz. Actualizado: 22 agosto 2017
Por qué no me excito con nada

El deseo y la excitación sexual es una condición que varía mucho entre una persona y otra, ya sea por la educación sexual que se haya recibido, por algún aspecto fisiológico o incluso por problemas o factores psicológicos. Sin embargo, cuando una persona es incapaz de excitarse sexualmente y, por lo tanto, no puede alcanzar el clímax u orgasmo es porque seguramente padezca el siguiente problema: la disfunción orgásmica.

La disfunción orgásmica o también conocida con el nombre de anorgasmia, es cuando una persona padece la incapacidad de tener un orgasmo y, por lo tanto, de excitarse ya sea durante las relaciones íntimas con su pareja o consigo mismo. Si te estás preguntando "¿por qué no me excito con nada?" en unCOMO te respondemos a esta pregunta en este artículo y, además, te informamos sobre las causas y los síntomas de la disfunción orgásmica.

Qué es la anorgasmia o disfunción orgásmica

Si no te llegas a excitar con nada durante las relaciones sexuales (ya sea con sexo oral, masturbación, penetración, etc) es seguramente porque padeces una disfunción orgásmica. Este problema, también conocido como la anorgasmia, se define como la incapacidad de una persona para excitarse de una forma adecuada para poder alcanzar el orgasmo.

La disfunción orgásmica es un problema de índole sexual que principalmente afecta a las mujeres. Algunas encuestas revelan que alrededor de un 15% de ellas han padecido una disfunción orgásmica primaria. La anorgasmia también es un trastorno sexual que puede padecer el sexo masculino, aunque no suele ser muy común y normalmente es una disfunción orgásmica situacional. Es decir, cuando un hombre no llega a excitarse con nada, la mayoría de ocasiones suele ser por la ingesta de drogas, alcohol o medicamentos.

Por qué no me excito con nada - Qué es la anorgasmia o disfunción orgásmica

Tipos o grados de disfunción orgásmica

La disfunción orgásmica es un problema sexual que no afecta de la misma manera a aquellas personas que lo sufren. Existen diferentes tipos o grados de anorgasmia que, a continuación, te explicamos:

  • Disfunción orgásmica primaria: es la más común de todas y se da cuando la persona no ha podido llegar nunca al orgasmo, ya que no logra excitarse adecuadamente.
  • Disfunción orgásmica secundaria: en este tipo, la persona sí se excita y llega al orgasmo de forma normal, pero de repente ya no logra excitarse y alcanzar el clímax sexual.
  • Anorgasmia absoluta: sucede cuando no te excitas con nada y, por tanto, no puedes experimentar o llegar al orgasmo.
  • Anorgasmia relativa: en este tipo de disfunción sí puedes lograr el orgasmo pero solo de una determinada forma.
  • Anorgasmia situacional: es cuando llegas a alcanzar el orgasmo solo en unas circunstancias muy específicas.
Por qué no me excito con nada - Tipos o grados de disfunción orgásmica

Por qué no me excito con nada - causas

Las causas de por qué no te excitas con nada, es decir, las razones por las que sufres una disfunción orgásmica pueden ser, por un lado, por factores psicológicos que te impiden excitarte, y por el otro lado, por problemas de salud físicos:

Factores psicológicos que te impiden excitarte

  • Haber sufrido un abuso sexual, como una violación u otras formas de abuso, puede hacer que seas incapaz de excitarte debido al fuerte trauma psicológico.
  • Relaciones sexuales rutinarias y aburridas.
  • Exceso de timidez o falta de confianza con la otra persona para pedirle otras maneras de excitarte.
  • El estrés y la depresión también pueden disminuir tu deseo sexual.
  • Falta de conocimiento o de experiencia sexual.
  • Educación nula o negativa hacia el sexo.

Causas físicas de la anorgasmia

  • Algunos medicamentos pueden reducir el deseo sexual, especialmente, aquellos que se utilizan para el tratamiento de depresiones y otras afecciones mentales.
  • Problemas hormonales o cambios en nuestro cuerpo como, por ejemplo, la menopausia.
  • Algunos síntomas de la endometriosis puede hacer que no te excites con nada como el dolor pélvico crónico.
  • Otras afecciones que dañan los nervios, como una lesión en la médula espinal o esclerosis múltiple.
  • Resequedad vaginal.
  • Espasmos involuntarios de los músculos vaginales.

Tratamiento y recomendaciones para combatir la anorgasmia

Los tratamientos para luchar contra la anorgasmia tienen al final un objetivo principal: alcanzar el orgasmo. Teniendo en cuenta que ya sabemos cuáles pueden ser las causas de la nula excitación sexual, estas son las recomendaciones que se suelen dar para acabar con este problema sexual:

  • La masturbación: sobre todo cuando la disfunción es primaria ya que es una buena forma de comenzar a conocer nuestro cuerpo y gustos sexuales.
  • Estipulación clitoriana: en el caso de la mujeres, la incorporación de la estimulación del clítorisen las relaciones de pareja. Normalmente es muy común que la mujer no llegue a excitarse porque, o bien su pareja no la estimula adecuadamente o, directamente, no la estimula nunca.
  • Mala comunicación: la disfunción también puede estar provocada por la falta de comunicación en una relación. Aprenda a hablar con su pareja de lo que le gusta y no le gusta.
  • Más ejercicio: determinados deportes como el pilates, el yoga o el streching hacen que la relaciones sexuales sean más satisfactorias.
  • Remedios naturales: como algunas plantas que aumentan la excitación y el deseo sexual. Por ejemplo, el ginkgo biloba, el gingsen y el jengibre son algunas de las mejores hierbas medicinales para aumentar el deseo sexual.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no me excito con nada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Por qué no me excito con nada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no me excito con nada
1 de 3
Por qué no me excito con nada

Volver arriba