Compartir

Por qué no me gusta el sexo oral

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Por qué no me gusta el sexo oral

Los labios y la lengua son partes capaces de generar sensaciones extremadamente placenteras en el cuerpo, especialmente cuando se emplean para sorprender al otro con una inesperada dosis de sexo oral, una práctica con la que, sin duda, se pueden alcanzar orgasmos inigualables. A pesar de que, como decimos, el sexo oral es de las actividades sexuales más placenteras para muchos, hay mujeres que no disfrutan de ella plenamente o que sienten un cierto rechazo a la hora de lamer o besar los genitales de su pareja o compañero. Detrás de ambas situaciones, pueden encontrarse razones muy variadas y diferentes y para que sepas cuáles son, te invitamos a seguir leyendo este artículo de unComo en el que damos respuesta a la pregunta de por qué no me gusta el sexo oral.

También te puede interesar: Por qué mi pareja no me hace sexo oral

No te gusta hacer sexo oral

Hay mujeres que durante sus encuentros íntimos no quieren hacerle sexo oral al hombre y lo evitan a toda costa; en su lugar, prefieren alcanzar la excitación de otras formas. Aunque cada mujer tendrá sus motivos para que no le guste el sexo oral, a continuación vamos a enumerar algunas de las razones más comunes que pueden explicar esta actitud, muchas de las cuales pueden solucionarse fácilmente, provocar un cambio de pensamiento y, finalmente, animarse a probar con esta y otras prácticas sexuales muy placenteras.

Miedo de no hacerlo bien

Este es uno de los motivos más frecuentes pero también unos de los que más fácil solución tiene. Si el problema es que temes no complacer a tu pareja mientras le practicas sexo oral, no te agobies y pídele ayuda. La comunicación es clave en cualquier práctica sexual y si le preguntas cómo le gustaría que se lo hicieras o en qué puntos siente un mayor placer, seguro que está encantado de guiarte y darte algunas instrucciones. Además, si accedes y dejas que te enseñe, conseguirás que se excite y disfrute muchísimo más de ese momento.

La situación no te parece sexy

Esta es una opinión totalmente subjetiva, por lo que debes pensar que porque a ti la situación de estar haciéndole sexo oral no te parezca sexy, no significa que a él también le parecerá poco sensual. De hecho, los hombres se excitan muchísimo a través del sentido de la vista y verte a ti mientras le deleitas con una increíble sesión de sexo oral, seguro lo hará enloquecer de placer y estar muy pero que muy excitado.

Si el problema es que la situación te genera pudor o sientes un poco de vergüenza, puedes iniciar un juego muy seductor y vendarle los ojos para que no te vea mientras lo haces o proponerle de disfrutar de un sexo oral simultáneo mediante la postura del 69. ¡Todo es cuestión de innovar y dejarse llevar!

No disfrutar haciéndolo

Simplemente, hay mujeres que no disfrutan del sexo oral como práctica sexual, y esta es una razón tan válida como cualquier otra. No a todos nos gusta lo mismo en el sexo ni todos disfrutamos con la misma intensidad las diferentes sensaciones que se van produciendo durante esos momentos de intimidad.

Cada uno es libre de disfrutar de su sexualidad como quiera y no tienes por qué sentirte presionada ni angustiada por ello, hay muchas otras formas de dar y recibir placer que también os harán disfrutar y alcanzar potentes orgasmos. Si estás en pareja, no dudes en hablarlo con él para que pueda entenderte.

No te gusta el sabor del semen

Un gran error que muchos hombres cometen mientras su pareja o compañera le está practicando sexo oral es eyacular dentro de su boca o cerca de esta sin avisar previamente, algo que puede hacer que el deseo de practicar sexo oral disminuya o que, directamente, se esfume. No todas las mujeres están dispuestas a tragarse el semen, pues el sabor puede desagradarles o simplemente que no les apetezca hacerlo, por lo que esto es algo que no debe hacerse si no se sabe con anterioridad que ella está dispuesta.

Por otro lado, hay muchos falsos mitos alrededor del sexo oral que pueden llevarte a no disfrutar de él plenamente o con total seguridad. Y uno de los más populares es el que afirma que tragar el semen perjudicial es para la mujer, algo completamente falso, pues hacerlo no causa ningún efecto negativo en la salud. Aunque, como siempre, para evitar correr riesgos innecesarios, es recomendable tener algunas precauciones en cuenta, tal y como te explicamos en el artículo ¿Es malo tragar el semen?

Te presiona o dirige tus movimientos

A veces, es posible que ciertas actitudes de él durante el sexo oral sean las responsables de que la mujer no disfrute haciéndolo y se le quiten las ganas de volver a practicarlo. Algunas de estas actitudes pueden ser sujetarle y empujarle la cabeza, dirigir todos sus movimientos, dar demasiadas directrices, quejarse continuamente, etc. Si este es tu problema, lo mejor será que hables con él directamente y le dejes claro lo que te gusta, pero también lo que no te gusta que te hagan en esa situación. Recuerda que la comunicación es clave para que ambos disfrutéis plenamente.

Por qué no me gusta el sexo oral - No te gusta hacer sexo oral

No te gusta recibir sexo oral

Con el sexo oral, se pueden experimentar sensaciones de placer inigualables y alcanzar orgasmos increíbles; no obstante, también hay mujeres a las que no les gusta recibirlo por parte de su pareja o compañero. ¿Cuál puede ser el motivo? Seguidamente, mostramos algunos de los más frecuentes.

No disfrutarlo

De la misma forma que hay mujeres que no disfrutan mientras le hacen sexo oral a un hombre, también las hay que no disfrutan cuando se lo hacen a ellas. Ya hemos comentado que cada persona es un mundo y no todos tenemos los mismos gustos en el sexo, por lo que si la sensación te parece desagradable o la situación te incomoda, solo tienes que comunicárselo a tu pareja para que él sepa hasta dónde puede llegar y tenga claro que esa no es la mejor forma de excitarte.

En el caso de que encuentres que sus movimientos son demasiado bruscos o las sensaciones que te produce son muy intensas, habla con él e invítale a hacerlo de una forma más lenta y suave. A lo mejor necesitas un poco más de delicadeza por su parte y ¡asunto resuelto!

No es una pareja estable

Esto es algo que les pasa a muchas mujeres, pues sienten que para practicar sexo oral se requiere de una confianza máxima en la otra persona y no están predispuestas a hacerlo con cualquier compañero de cama pasajero. Una vez se encuentren en una relación de pareja estable, confíen plenamente en él y estén totalmente cómodas, entonces sentirán que sí están preparadas para recibir sexo oral y poder relajarse hasta el punto de llegar a un increíble orgasmo mediante esta práctica.

No te sientes muy "limpia"

Ya sea porque sienten que no están bien depiladas o porque han tomado una ducha hace ya bastantes horas, hay mujeres que piensan que no se encuentran en las condiciones higiénicas ideales que requiere una práctica como el sexo oral. Así que prefieren dejar el contacto entre su zona íntima y la lengua de su pareja para otro momento en el que estén recién duchadas o sin vello púbico.

Malas experiencias pasadas

El pasado puede ser realmente muy tormentoso, es posible que debido a haber tenido experiencias pasadas no muy agradables en la intimidad, muchas mujeres no estén dispuestas a recibir sexo oral de nuevo. Un antiguo amante que no haya sabido hacerle disfrutar de esta práctica puede haberles dejado un mal recuerdo o una idea equivocada acerca de las sensaciones tan placenteras que realmente puede llegar a provocarle.

Por qué no me gusta el sexo oral - No te gusta recibir sexo oral

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no me gusta el sexo oral, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Por qué no me gusta el sexo oral

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no me gusta el sexo oral
1 de 3
Por qué no me gusta el sexo oral

Volver arriba