Compartir

Posturas de yoga para hacer el amor

 
Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Posturas de yoga para hacer el amor

Poner en práctica algunas posturas de yoga en los encuentros íntimos con la pareja es una forma increíble de romper con la rutina sexual y empezar a experimentar nuevas sensaciones con posiciones hasta el momento desconocidas. Las asanas de yoga prometen un contacto físico total con la pareja y son ideales para disfrutar de buenas sesiones de sexo repletas de afecto, sensualidad, erotismo y excitación. Las opciones son muchísimas, pero en el siguiente artículo de unComo vamos a mostrarte algunas de las posturas de yogar para hacer el amor más sencillas. Con ellas, conseguirás mejorar tu vida sexual, acelerar el momento del clímax y disfrutar de orgasmos súper intensos.

También te puede interesar: 5 posturas para adelgazar haciendo el amor

El yoga mejora el desempeño sexual

El yoga tiene muchos beneficios para la salud física y mental y al ayudar a ejercitar el cuerpo de una manera muy especial y lograr que se liberen las tensiones emocionales, también es una disciplina que contribuye a mejorar el desempeño sexual y a disfrutar de una vida íntima mucho más satisfactoria. Entre los principales beneficios del yoga para la sexualidad, se encuentran los siguientes:

  • Mejora la circulación sanguínea de la zona pélvica y el área genital. En el caso de los hombres, ayuda a tener erecciones más firmes y duraderas, y en las mujeres permite mejorar la irrigación sanguínea en el clítoris y, por ende, tener una mayor sensibilidad en este punto erógeno del cuerpo femenino.
  • Los niveles de excitación, deseo sexual y lubricación natural se ven aumentados.
  • Al ejercitar la musculatura de todo el cuerpo, se dispone de una mayor flexibilidad, lo que permite moverse con más soltura y facilidad durante el sexo.
  • Ayuda a controlar las emociones y permite dejar a un lado el estrés, tensiones y las preocupaciones a un lado. Esto facilita la concentración durante el sexo y que únicamente nos centremos en las sensaciones y el placer de ese momento.
  • Relaja todos los músculos y los libera de tensiones, por lo que se reducen las posibilidades de sufrir dolores durante las relaciones sexuales y se aumenta el placer experimentado consiguiendo que sea más fácil alcanzar el orgasmo.

Puedes descubrir más detalles en el artículo Cómo mejorar el sexo con el yoga.

Postura del loto

Entre las mejores posturas de yoga para hacer el amor destaca la llamada posición del loto, anímate a ponerla en práctica si quieres disfrutar junto a tu pareja de una sesión de sexo romántica, sensual y muy placentera.

Para hacer la postura del loto, el hombre debe sentarse con las piernas cruzadas y la mujer colocarse encima de él sentándose en su regazo, envolviendo su cintura con la piernas y colocando los pies contra las nalgas de él. Así, la mujer podrá iniciar la penetración y controlar el ritmo y la intensidad de los movimientos. Al estar cara a cara, esta posición de yoga permite disfrutar de un contacto físico brutal y deleitarse con muchísimos besos y caricias. Es perfecta para gozar de un orgasmo sincronizado increíble y para mejorar las relaciones sexuales, gracias a que permite aumentar la flexibilidad tanto de los muslos como de la cadera.

En unComo hemos preparado un artículo especial sobre esta posición para que sepas cómo aprovecharla al máximo en tus encuentros íntimos, no te lo pierdas: La postura del loto, ¡fúndete de placer!

Posturas de yoga para hacer el amor - Postura del loto

Postura de la media cobra

Otra de las posiciones de yoga para tener relaciones sexuales que se puede probar es la de postura de la medica cobra. Es una posición para tener sexo con la mujer arriba, pero en la que el hombre deberá elevar su pelvis y marcar el ritmo de la penetración desde abajo.

Para llevarla a cabo, el hombre deberá tumbarse boca arriba en la cama. La mujer se tumbará sobre él boca abajo manteniendo las piernas juntas y elevando ligeramente su tronco mientras utiliza los antebrazos como punto de apoyo. También es una postura que puede aprovecharse para que la mujer le practique sexo oral a su compañero.

Con esta asana de yoga se fortalece la espalda y la columna vertebral, además de que mejora la flesibilidad de los músculos del pecho y el cuello.

Posturas de yoga para hacer el amor - Postura de la media cobra

Postura de la rana

¿Quieres disfrutar de una penetración mucho más profunda? Entonces, la postura de la rana es la opción que necesitas para conseguirlo.

La mujer debe tumbarse boca abajo dando la espalda al hombre, tiene que apoyarse sobre sus codos y rodillas elevando su trasero. Entonces el hombre, deberá arrodillarse entre los muslos de su pareja, darle las manos e inclinarse un poco hacia delante para iniciar una penetración vaginal trasera. Si se quiere disfrutar de una mayor fricción, la mujer puede cruzar las piernas por detrás del hombre, así él experimentará una sensación apretada en el pene enloquecedora.

Con la posición de la rana, la penetración es profunda y es posible estimular el punto G femenino, lo que sin duda acelerará la llegada al clímax e intensificará el orgasmo. Además, los que sí disfrutan del sexo anal pueden encontrar en esta postura una buena aliada para gozar de esta práctica de una forma distinta y novedosa. En el siguiente artículo mostramos algunos consejos para conseguir tener un orgasmo con el sexo anal.

Posturas de yoga para hacer el amor - Postura de la rana

Postura del escarabajo

La postura del escarabajo es otra de las posiciones de yoga para hacer el amor con el hombre arriba, siendo él el que dirija los movimientos durante el coito. Es una postura altamente placentera para ambos, pues también permite una penetración profunda.

La mujer debe tumbarse boca abajo, flexionar sus rodillas hacia el abdomen y con las manos coger sus pies para mantener la posición. El hombre deberá colocarse encima de la mujer apoyándose sobre sus rodillas y manos e iniciar la penetración. Para que la posición sea más cómoda, la mujer puede dejar apoyados sus talones sobre los hombros de él.

Durante los movimientos sexuales, se estimula el clítoris y esto hace que la mujer sienta mucho más placer y pueda alcanzar el orgasmo con más rapidez. No es una posición recomendada para hombres con penes demasiado grandes, ya que es posible que cause molestias en la mujer.

Posturas de yoga para hacer el amor - Postura del escarabajo

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas de yoga para hacer el amor, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas de yoga para hacer el amor

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posturas de yoga para hacer el amor
1 de 5
Posturas de yoga para hacer el amor

Volver arriba