Compartir

Posturas para el sexo: El Andrómaco

Por Laura Ruiz. Actualizado: 3 mayo 2017
Posturas para el sexo: El Andrómaco

¿Necesitas hacer que tus encuentros íntimos sean un poco más picantes? La monotonía aburre a cualquiera y una de las mejores formas de disfrutar de relaciones sexuales más excitantes y divertidas es probar diferentes posiciones. Y en esto, el Kamasutra puede ayudarnos ¡y mucho! En él hay una amplia variedad de posturas súper creativas y novedosas que, sin duda, pueden hacernos disfrutar muchísimo más junto a nuestra pareja y llevarnos a descubrir sensaciones más placenteras e intensas. En este artículo de unComo, vamos a hablarte de una de las posiciones que recoge este texto sexual de referencia: El Andrómaco, una postura ideal para que sea la mujer quien disponga del control absoluto durante la penetración.

También te puede interesar: Posturas para el sexo: El Gato

Origen de la postura del Andrómaco

La postura del Andrómaco nos remonta nada más y nada menos que hasta La Ilíada de Homero, una de las composiciones más importantes de la Antigua Grecia, en la cual se narra los acontecimientos que sucedieron durante el último año de la guerra de Troya. Es de esta composición de donde la posición sexual del Andrómaco ha adquirido su nombre, concretamente de un episodio que relataba que la mujer de Héctor, llamada Andrómaco, solía sentarse sobre su esposo a horcajadas en sus encuentros íntimos y ejercía así un rol dominante en las relaciones sexuales.

De hecho, se trata de una de las posturas, tal y como explicaremos a continuación, en las que la mujer puede tener un papel dominante, marcar el ritmo de la penetración y llevar al hombre y a sí misma a límites de placer insospechados. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo ponerla en práctica!

Cómo se hace la postura del Andrómaco

Si quieres innovar en tus encuentros sexuales junto a tu pareja, podéis probar de hacer la postura del Andrómaco. Es muy sencilla de practicar y muy placentera para ambos. Para empezar, el hombre debe tumbarse boca arriba sobre la cama u otra superficie, quedando completamente acostado sobre su espalda. La mujer, por su parte, debe sentarse justo encima de su erección, colocándose sentada o en cuclillas, de manera que sus rodillas queden apoyadas en la cama y su busto se mantenga perfectamente erguido.

Con esta posición, ella será la encargada de elegir el ángulo de la penetración y de marcar el ritmo y la intensidad de la misma, por lo que es perfecta para controlar la profundidad y disfrutar con aquellos movimientos que le generen más placer durante el coito. Todo ello hace que la mujer tenga un papel dominante en el encuentro, algo que sin duda es muy pero que muy excitante para el hombre. El juego de dominante/sumiso siempre es una increíble opción para elevar la temperatura y la excitación de ambos, por lo que el Andrómaco es una magnífica forma de cumplir esta fantasía erótica.

¡Pero esto no es todo! El hombre tiene sus manos libres y puede usarlas para estimular algunas de las principales zonas erógenas femeninas, ya sean los senos, los muslos, los labios vaginales, el clítoris, el trasero, etc. Además, destaca por ser una de las mejores posiciones para estimular el punto G femenino, lo cual si se consigue puede llevar a la mujer a alcanzar un orgasmo muy potente e intenso.

Posturas para el sexo: El Andrómaco - Cómo se hace la postura del Andrómaco

Ventajas del Andrómaco para la mujer y para el hombre

¿Qué sensaciones son las que puede experimentar cada uno de los miembros de la pareja haciendo la posición del Andrómaco? Presta atención a las siguientes líneas:

Mujeres

  • Permite disfrutar de una penetración más profunda e intensa.
  • Mayor facilidad para llegar al clímax y alcanzar el orgasmo vaginal, ya que ella puede dirigir su cuerpo y orientarlo hacia el ángulo de penetración que le provoque más placer.
  • Gran estimulación de la parte delantera de la vagina y gran placer mediante la estimulación del punto G.
  • Se puede combinar la penetración con la estimulación manual del clítoris, ya que el hombre tiene las manos libres y puede acariciar el cuerpo de la mujer con facilidad.

Hombres

  • Mayor excitación al ver cómo la mujer dirige el ritmo y la intensidad de los movimientos durante la penetración.
  • Más comodidad.
  • Con esta posición, se frena la subida del placer, por lo que es una magnífica opción para aquellos que suelen eyacular con rapidez o simplemente para retrasar al máximo el momento del clímax.

Como único inconveniente, podemos decir que la postura del Andrómaco en ocasiones puede resultar un poco incómoda para algunos hombres, pues es posible que con según que ángulo de penetración, el pene se doble en exceso y sea algo doloroso. Así mismo, la penetración también puede ser demasiado profunda para algunas mujeres, por lo que todo es cuestión de ir adaptando un cuerpo al otro y buscar cuál es la forma que más sensaciones placenteras os produce a ambos.

Otras posturas para tener sexo con la mujer arriba

Esta no es la única postura del Kamasutra que propone tener sexo con la mujer arriba, seguidamente te mostramos cuáles son las mejores posiciones con las que ella puede tomar las riendas y tener el control absoluto durante el coito:

  • La Hamaca: el hombre sienta con las rodillas un poco flexionadas. La mujer se coloca encima del pene del hombre sentándose sobre él y dejando sus piernas situadas a los lados del cuerpo de él para simular la forma de una hamaca.
  • El Sometido: el hombre tendrás que tumbarse boca arriba y la mujer deberá sentarse sobre su erección pero en este caso quedando de espalda a él.
  • La Amazona: el hombre debe tumbarse sobre la cama, levantar las piernas y dejarlas un poco abiertas. La mujer deberá colocarse encima de él en cuclillas para poder iniciar la penetración. Esta es quizás una de las posiciones más difíciles de practicar, por ello te aconsejamos que leas con detalle el artículo Posturas para el sexo: La Amazona.

Descubre más opciones en el artículo Posturas para tener sexo con la mujer arriba.

Posturas para el sexo: El Andrómaco - Otras posturas para tener sexo con la mujer arriba

Experimenta

Ahora que ya conoces la postura del Andrómaco, te invitamos a experimentar y sorprender con estos consejos con tu pareja o con alguien a quién estés conociendo. Aunque si lo que quieres es encontrar pareja, te recomendamos que te registres en Fuego de Vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para el sexo: El Andrómaco, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas para el sexo: El Andrómaco

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posturas para el sexo: El Andrómaco
1 de 3
Posturas para el sexo: El Andrómaco

Volver arriba