Compartir

Posturas para el sexo: El Gato

 
Por Laura Ruiz. 9 enero 2019
Posturas para el sexo: El Gato

Orgasmos más intensos y una fuerte conexión con tu pareja. Eso es lo que se consigue con la postura de El Gato, una de las posturas sexuales más excitantes y placenteras para las mujeres. ¿Todavía no sabes cuál es? Es una de las poses para hacer el amor del Kamasutra que, seguro, has hecho alguna vez. Sin embargo, en este artículo de unCOMO vamos a descubrirte paso a paso cómo hacer la postura para el sexo de El Gato y que, así, disfrutes de una experiencia increíble y cargada de erotismo y máximo placer. ¿Estás preparada?

También te puede interesar: Las mejores posturas para el sexo oral

Los beneficios de la postura sexual de El Gato

La postura llamada como "El Gato" es una pose que aparece en el Kamasutra y que, probablemente, ya hayas probado alguna vez en tu vida junto a tu pareja. No se trata, pues, de una postura novedosa ni sorprendente pero sí que es una de las mejores maneras que tenemos las mujeres de disfrutar de una experiencia sexual increíble y que, así, nos sea más fácil llegar al orgasmo.

Por tanto, la postura de El Gato es una de las mejores para las mujeres que quieren disfrutar de intensos orgasmos y disfrutar de una experiencia sexual inolvidable. Puede ser que ya hayas hecho alguna vez esta pose, sin embargo, probablemente no la has terminado de llevar a cabo correctamente y, por eso, nos has podido ser testigo de sus múltiples beneficios.

El Gato es una postura que, aunque forme parte del Kamasutra, no se suele hacer demasiado en la cama. El motivo es que está infravalorada ya que, en este caso, el hombre no siente tantísimo placer como la mujer y su movimiento es un tanto más incómodo. Sin embargo, para ellas, esta es una postura increíble que les ayuda a alcanzar el orgasmo mucho más rápidamente y de forma muy intensa.

Posturas para el sexo: El Gato - Los beneficios de la postura sexual de El Gato

Cómo hacer la postura de El Gato correctamente

El Gato es una postura para el sexo ideal para las mujeres ya que consigue estimular la vagina y el clítoris al mismo tiempo. Para que sepas exactamente cómo debes hacer esta postura, a continuación te descubrimos todos los pasos que tenéis que llevar a cabo:

  1. La mujer deberá acostarse boca arriba y el hombre se colocará encima formando, así, la postura tan tradicional que se conoce como "El Misionero"
  2. Una vez estén en esta posición, será ella quién deberá elevar las caderas y, de esta forma, la penetración será mucho más intensa y profunda
  3. El hombre, en lugar de optar por la penetración clásica de meter y sacar el pene, en la postura de El Gato deberá realizar movimientos circulares
  4. Estos movimientos podrán irse intercalando con penetraciones tradicionales e ir combinando diferentes ritmos para que el placer sea lo más intenso posible

Como puedes ver, esta postura es muy similar a la del Misionero pero, la diferencia principal, está en la elevación pélvica y los movimientos que se llevan a cabo en la penetración. Debido a estas innovaciones, lo que se consigue es que se roce de forma más intensa la zona del clítoris y, por tanto, que la mujer experimente una sensación inigualable de placer y excitación.

En el caso de los hombres, esta postura para el sexo es un poco más incómoda ya que deberán hacer fuerza con las piernas y optar por el movimiento de caderas. Sin embargo, la experiencia para él también será deliciosa porque la pasión y el placer serán los reyes de la cama.

Con esta postura, las mujeres pueden llegar a experimentar orgasmos múltiples debido a que la postura del cuerpo está totalmente adaptada a la estimulación tanto de la vagina como del clítoris.

Posturas para el sexo: El Gato - Cómo hacer la postura de El Gato correctamente
Imagen: Emedemujer USA

Otras posturas para llegar mejor al orgasmo

Además de la postura de El Gato, tienes que saber que existen otras posturas sexuales para llegar al orgasmo más fácilmente. Estas poses están totalmente indicadas para aquellas personas a las que, normalmente, les resulte complicado llegar al clímax. Probando alguna de estas 3 posturas conseguirás disfrutar de una experiencia única y excitante. ¡Pruébalas!

Postura de La Cuchara

Es una de las más típicas en la cama pero que resultan ideales para que se disfrute de una experiencia repleta de placer e intensidad. Con esta posición corporal se permite que la penetración sea muy profunda y, además, que ambos cuerpos estén en completo contacto el uno con el otro. Además, al dejar las manos libres se puede estimular el clítoris acariciándolo. Una auténtica pasada-

La doma

Esta es otra de las mejores posturas para las parejas a las que les cuesta llegar al orgasmo. Además, se trata de una opción muy cariñosa y amorosa porque los dos amantes yacen abrazados encima de una silla o encima de la cama. La mujer, sentada arriba, es la que se encargará de marcar el ritmo del acto sexual. Gracias a la proximidad que se está de la pareja, se puede estimular el placer con besos, miradas, caricias...

La fusión

Y la tercera postura ideal para conseguir orgasmos intensos es La fusión. Es una pose muy clásica en la que la chica se coloca arriba y el hombre yace tumbado sobre la cama o sobre el suelo. Gracias a esta colocación del cuerpo, ella podrá restregar el clítoris con el cuerpo del amante y disfrutar de una experiencia repleta de pasión y de placer. El hombre puede ayudar a marcar el ritmo cogiendo las caderas de la chica y ayudando a que el movimiento sea más fácil y acompasado.

Posturas para el sexo: El Gato - Otras posturas para llegar mejor al orgasmo

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para el sexo: El Gato, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas para el sexo: El Gato

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posturas para el sexo: El Gato
Imagen: Emedemujer USA
1 de 4
Posturas para el sexo: El Gato

Volver arriba