Compartir

Posturas para el sexo: La Medusa

Por Marta Vicente. Actualizado: 20 enero 2017
Posturas para el sexo: La Medusa
Imagen: lafiera.mx

Los encuentros sexuales son experiencias muy placenteras y excitantes pero siempre lo son mucho más si estamos dispuestos a innovar y probar cosas diferentes que no hemos hecho hasta ahora. Una de ellas, sin duda, puede ser aprovechar las variadas posturas sexuales que nos ofrece el Kamasutra donde se encuentran opciones realmente interesantes. Entre las posiciones más inusuales descubrimos la postura de La Medusa para la que es importante disponer de una buena condición física. ¿Quieres conocer todos los detalles a cerca de esta posición? ¡No te pierdas el siguiente artículo de unComo!

También te puede interesar: Posturas para tener sexo sentados
Pasos a seguir:
1

La postura de La Medusa requiere de fuerza y habilidad por parte del hombre y es que no se trata de una posición muy cómoda. Él debe colocarse en cuclillas, apoyado en una superficie dura, y ella de pie de frente al hombre se sitúa de manera que las piernas de él queden entre las suyas. Luego, ella debe descender hasta quedar sentada encima de él para recibir la penetración sin dejar de apoyar los pies en la superficie. Una vez en esta posición, el chico debe marcar el ritmo de la penetración moviéndose de atrás hacia delante.

Posturas para el sexo: La Medusa - Paso 1
Imagen: kamasutra.ms
2

Como vemos, La Medusa puede resultar bastante complicada de practicar ya que se precisa de una buena forma física. Si el hombre encuentra que es imposible realizar los movimientos, puede apoyar su espalda en una pared para estar más cómodo. Si ambos consiguen dejarse llevar por el balanceo durante el coito, esta postura puede llegar a ser realmente placentera y una forma distinta de alcanzar el clímax.

3

Para que todo el cansancio no recaiga sobre el hombre, la pareja puede optar por variar y dejar que sea ella quien realice los movimientos. Él debe permanecer quieto y disfrutar con el balanceo que la chica ponga en juego, lo ideal es ir aumentando la intensidad poco a poco para experimentar sensaciones muy excitantes y llegar a alcanzar un delicioso orgasmo.

4

Uno de los puntos fuertes de esta posición sexual es que permite un contacto físico total. Ambos pueden acariciar la espalda de otro, fundirse en besos, caricias y lamidas eróticas por el cuello, rozar sus pechos y abrazarse cariñosamente. Previamente a la penetración, el hombre puede frotar suavemente el glande con el clítoris, algo que avivará el deseo de ambos de iniciar el coito y la introducción del pene en la vagina será muchísimo más placentera.

5

En definitiva, La Medusa no es una postura fácil pero si ambos están en buena forma pueden probar a ponerla en práctica y disfrutar de una manera distinta y original. Si no, una posición similar pero mucho más sencilla y cómoda es la de La Hamaca que resulta increíble para la estimulación del clítoris y el punto G al mismo tiempo que la penetración.

Posturas para el sexo: La Medusa - Paso 5
Imagen: kamasutra.ms

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para el sexo: La Medusa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas para el sexo: La Medusa

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Fernando
Esta pocision es dificl y depende tambien del peso de la chica, el equlibrio ayuda de igual forma

Posturas para el sexo: La Medusa
Imagen: lafiera.mx
Imagen: kamasutra.ms
Imagen: kamasutra.ms
1 de 3
Posturas para el sexo: La Medusa

Volver arriba