Compartir

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer

 
Por Beatriz Ruiz. Actualizado: 5 octubre 2017
Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer

¿Te apetece probar cosas nuevas en la cama? Si la respuesta es afirmativa, a continuación, te explicamos una modalidad con la que, tanto tú como tu pareja, disfrutaréis del sexo: el bondage. Esta práctica sexual es bastante popular y consiste en dominar a tu pareja con ataduras eróticas. Estas ataduras pueden ser esposas, cuerdas, vendas y otros dispositivos más complejos con los que podréis disfrutar de una experiencia apasionada y salvaje. En esta práctica hay que tener siempre presente que todo debe ser de mutuo acuerdo y debe existir alguna clave o palabra de seguridad, que hay que respetar siempre, para detener la sesión si es necesario.

Si te quieres iniciar en esta sensual práctica sexual, en este artículo de unCOMO te explicamos algunas posturas para hacer el amor con esposas. Aunque en algunas posturas detalladas a continuación se mencione a un hombre o a una mujer, hay que tener en cuenta que el papel en la postura puede hacerlo cualquiera, puesto que existen diversas formas, infinidad de juguetes y otras herramientas para poder hacerlo. ¡Sigue leyendo y atrévete a probarlas con tu pareja!

También te puede interesar: 5 posturas para hacer el amor en el baño

Misionero atado en la cama

La primera postura es el misionero, que es la más clásica y básica para hacer el amor con unas esposas. Para hacerla, es tan sencillo como que la mujer se tumbe en la cama bocarriba y su pareja ate sus manos y sus pies a cada extremo de esta. Mientras el chico va atando a su novia o pareja, es recomendable que le vaya preguntando si se siente cómoda, o si las ataduras no le aprietan, antes de comenzar la sesión de sexo.

Aunque sea una postura clásica, no deja de ser muy excitante, ya que el hombre sentirá que puede hacerle lo que el desee, y la mujer estará muy excitada por quedar inmovilizada, a la expectativa de conocer cuál será lo próximo que le hará y qué sensación sentirá. Además la penetración será muy profunda y placentera para ambos, ya que la persona atada en la cama tendrá las piernas totalmente abiertas. También puedes aprovechar para darle más de placer a tu chica haciéndole sexo oral antes de la penetración.

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer - Misionero atado en la cama

El sometido en una silla

En esta posición sexual, el sumiso será el hombre, quién deberá sentarse en una silla, mientras que la mujer lo atará, por un lado, con las manos por detrás y, por otro, cada pierna en las patas de la silla. De esta forma quedará sometido a los deseos de su pareja.

En esta postura llamada "El sometido" podemos hacer el amor de dos formas: la mujer puede sentarse cara a cara encima de su chico, o bien, puede quedar sentada de espaldas encima de él. Ambas variantes son muy excitantes y salvajes, además de que la mujer llevará el control del ritmo y de los movimientos. Por último, si quieres que esta práctica sexual sea incluso más sensual, puedes vendarle los ojos a tu chico, siempre que a él le parezca placentero.

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer - El sometido en una silla

El perrito esposado

El perrito es otra posición clásica, pero muy placentera para ambos. En esta ocasión, la mujer será la persona sumisa de la relación sexual, quién quedará colocada a cuatro patas. Mientras, el dominante le atará las manos en la espalda con las esposas y los tobillos quedarán encadenados con otras esposas. Para dar una mayor sensación de dominación/sumisión y para que haya más fricción en la penetración, se pueden atar los muslos con una venda o una cuerda, así quedarán más juntos.

El hombre será quién, en esta ocasión, lleve el control total del sexo y la mujer quedará sumisa a todos sus deseos. Para que la penetración sea más placentera y cómoda, el dominante deberá sostener a la sumisa de los brazos, para que ella no pierda el equilibrio. Otra opción es usar una almohada para que la persona sumisa pueda apoyarse bien. Al igual que en el Sometido, si quieres subir el voltaje de esta sesión, puedes vendar a tu pareja. De esta forma, ambos se excitarán al máximo.

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer - El perrito esposado

Atada del revés

Esta posición es muy conocida en la práctica del bondage y consiste en que la mujer debe acostarse en la cama bocabajo y su pareja deberá atarla de la siguiente forma: los brazos deberán estar encadenados hacia atrás y, con las rodillas dobladas, las piernas quedarán ligadas por los tobillos. Cuando la chica quede totalmente atada, el hombre deberá penetrarla desde atrás apoyado en sus propios brazos.

Esta posición es perfecta para aquellos que practiquen asiduamente el sexo anal, aunque también es muy placentera para el sexo vaginal, ya que la penetración es muy profunda y excitante.

La vaquera o cowgirl

En esta postura llamada vaquera o cowgirl, será el hombre quién juegue a ser el sumiso de su chica, ya que quedará atado de los brazos y de las piernas a cada poste de la cama. Al igual que la posición del Sometido, tu serás la dominante y podrás hacerle el amor, ya sea sentándote cara a cara o de espaldas encima de él. Ambas posiciones pondrán a mil a tu pareja, ya que quedará sumiso ante ti.

Esta posición también será muy excitante para practicar sexo oral: por un lado, la mujer puede hacérselo a su chico y llevarlo al límite y, por otro, el sumiso podrá hacerte un cunnilingus colocándote encima de su boca. Ambos llegaréis al orgasmo en cuestión de segundos.

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer - La vaquera o cowgirl

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer
1 de 5
Posturas para hacer el amor con esposas - descubre nuevas formas de placer

Volver arriba