Compartir

Posturas sexuales peligrosas en el embarazo

 
Por Beatriz Ruiz. Actualizado: 2 noviembre 2017
Posturas sexuales peligrosas en el embarazo

Una de las mayores preocupaciones tanto de una mujer embarazada como de su pareja es saber si el sexo puede ser perjudicial para el futuro bebé. De hecho, algunas personas piensan que existen posturas sexuales peligrosas en el embarazo, ya que el feto podría hacerse daño o sentir la penetración dentro de la vagina. Sin embargo, este tipo de creencias son erróneas ya que, en un embarazo normal, las relaciones sexuales son bastante beneficiosas para el bebé, puesto que su futura madre está liberando hormonas como las endorfinas, las cuales le brindan al niño sensaciones placenteras y de plenitud.

Lo que sí es cierto es que, debido a los cambios fisiológicos que sufre la mujer durante toda esta etapa, existen posturas más cómodas y otras que se deben evitar realizar, ya que no le otorgarán ningún tipo de placer y puede sentir incomodidad o incluso algunas molestias. Por tanto, en este artículo de unCOMO te presentamos las posturas sexuales más incómodas en el embarazo según el trimestre en el que se encuentre la futura mamá.

Posiciones 'peligrosas' en el embarazo según el trimestre

Tal y como hemos indicado, no existen posturas peligrosas como tales que no puedas practicar en estado de gestación. Pero sí hay algunas posiciones sexuales que resultan incómodas en el embarazo. A continuación, te las mostramos según la etapa del embarazo:

Primer trimestre

En este período de gestación, la mayoría de embarazadas suelen mantener un buen nivel de lubricación, el vientre todavía no está casi hinchado y sus zonas femeninas, como los senos y el clítoris, suelen estar más sensibles de lo normal.

Por lo tanto, durante estos primeros meses no existe ninguna posición sexual que pueda ser incómoda para la futura madre. Así que, aprovecha todo este período de tiempo para practicar todas las posiciones que te apetezca con tu pareja.

Segundo trimestre

Esta etapa comienza después de la semana 20 de la gestación y se caracteriza por el agrandamiento del útero materno que, a su vez, presiona sobre la zona en la que se ubica la aorta, lo cual compromete el flujo sanguíneo que llega a la placenta. Por ello, durante el segundo trimestre es recomendable que evites posiciones sexuales donde tengas que recostarte de espaldas. Por tanto, deberás evitar posturas como la del misionero, ya que en esta posición, se estará presionando demasiado la zona de la aorta.

Tercer trimestre

El último trimestre del embarazo puede ser una etapa difícil para disfrutar del sexo debido a las condiciones fisiológicas que ha adquirido la mujer, entre ellas, las dimensiones de su barriga, que ocupará un espacio enorme entre ella y su pareja.

Por tanto, en esta fase evitaremos todas aquellas posiciones que ejerzan presión en el vientre y practicaremos las que nos permita controlar la profundidad de las penetraciones. En estos casos, las mejores posiciones para tener sexo son aquellas donde la mujer se encuentre de espaldas a su pareja, como la fusión o la doma.

Las posturas más excitantes durante el embarazo

Gracias al apartado anterior, ya sabemos qué tipo de posiciones es recomendable evitar en cada trimestre de la gestación. Sin embargo, ¿cuáles son las posiciones más placenteras durante el embarazo? Sigue leyendo y descúbrelas:

  1. La fusión: en esta pose sexual, la mujer se sienta a horcajadas encima del hombre, por lo que es ideal cuando el embarazo está en el segundo o tercer trimestre debido a que no se ejerce presión ninguna sobre la zona abdominal de ella.
  2. La doma: esta postura, el hombre se sentará en el borde de la cama o el sofá mientras que la mujer embarazada se sentará encima quedando de espaldas a su pareja. También es una posición muy placentera, especialmente en el segundo trimestre, ya que como hemos indicado, la mujer debe evitar estar tumbada de espaldas y, además, al igual que en la fusión, no existe presiones en la barriga.
  3. El espejo: esta postura es ideal para las últimas semanas del embarazo ya que el hombre penetra a la embarazada mientras ella apoya sus piernas en los hombros de él tumbada boca arriba por lo que le ofrece bastante comodidad.
  4. El molde: esta posición es muy parecida a la cuchara, donde la mujer queda tumbada de espaldas a su pareja, mientras este la penetra desde detrás. Para hacer incluso más cómoda esta postura, puedes poner almohadas alrededor de la embarazada, para que ella tenga más apoyo.
  5. Por último, otra opción muy recomendable, especialmente en el tercer trimestre, es el sexo oral, ya que probablemente, la mujer no se encuentre demasiado cómoda para la penetración.
Posturas sexuales peligrosas en el embarazo - Las posturas más excitantes durante el embarazo

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas sexuales peligrosas en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones Sentimentales.

Escribir comentario sobre Posturas sexuales peligrosas en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Posturas sexuales peligrosas en el embarazo
1 de 2
Posturas sexuales peligrosas en el embarazo

Volver arriba